Salarios vs inflación: por cuánto perdieron en 2018

En 2018 los salarios de los empleados formales o en blanco aumentaron en promedio un 30,6%. En el mismo período la inflación sumó 47,6% según el INDEC.

Los datos de la evolución de los salarios formales surge de la ‘Remuneración Imponible promedio de los trabajadores estables’ (RIPTE), que elabora el Gobierno. Toma en cuenta la variación de las remuneraciones imponibles con destino al Sistema de Seguridad Social.

En diciembre el sueldo promedio bruto (antes de los descuentos de jubilación y salud de 17%) era de $ 34.339,61 frente a $ 26.301,42 de diciembre de 2017. Con los descuentos, el sueldo neto o “de bolsillo” se reduce a $ 28.501.

Esta pérdida salarial fue muy intensa a partir de mayo en adelante. Desde entonces, todos los meses la inflación superó los aumentos de los salarios.

El retroceso salarial de este año se suma a los de años anteriores. En los tres últimos años, los salarios formales tuvieron un incremento de 117,3%. Pasaron de $ 15.800,97 (diciembre de 2017) a $ 34.339,61 (diciembre de 2018). Mientras que en esos 36 meses la inflación promedio acumulada fue 159,5% (40,9% en 2016, 24,8% en 2017 y 47,6% en 2018). Equivale a una pérdida salarial acumulada del 16,3%. Si se incluyeran los salarios informales o en negro, la pérdida salarial real sería mayor.

Creemos que vale la pena recordar que hasta hace algunos años, muchos comentaristas económicos echaban la culpa de la inflación a la puja sindical y los aumentos salariales. Ese argumento ya no se escucha tanto.