Por cierre y despidos los trabajadores toman el ingenio más antiguo del país

Se trata del Ingenio San Isidro en la provincia de Salta, que la multinacional peruana Grupo Gloria decidió cerrar en enero. Los obreros decidieron la toma compañía tras el cierre y más de 700 telegramas de despidos enviados en los últimos meses.

Manifestaron su “irrevocable decisión de defender” sus fuentes de ingresos y trabajo, ante “el silencio de los directivos de la empresa y la pasividad cómplice de las autoridades provinciales y nacionales”, según lo definió Mariano Cuenca, secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar San Isidro (Soeasi) en declaraciones relevadas por Infogremiales.

Los trabajadores ingresaron a la planta ubicada en la localidad salteña de Campo Santo, a 50 kilómetros de la capital salteña, y comenzaron a ordenar el lugar “porque ya se agotaron los tiempos de espera”.

Se trata del ingenio más antiguo del país y uno de los principales complejos productivos de la región, que fue cerrado en enero pasado. El ingenio San Isidro, fundado en 1760, anunció en enero el cese de sus actividades y el inicio de un Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC) por razones de orden económico, financiero y laboral.