Para programar la Superliga le pidieron ayuda al Instituto de Cálculo de la UBA

Cuando la pelota vuelva a rodar en las canchas de nuestro país, habrán pasado 88 días desde el lunes 14 de mayo, cuando el clásico River-San Lorenzo cerró la última jornada de la Superliga 2017/2018.

Y mientras empieza la cuenta regresiva hasta el 10 de agosto, el fixture genera muchas expectativas. Recién este jueves a las 12.30, en las oficinas que la Superliga posee en Olga Cossettini 771, se presentará el calendario que confeccionó el Instituto de Cálculo de la UBA y cuyo bosquejo fue sometido al análisis de los clubes. No faltaron presiones y reclamos. Por ejemplo, Boca no quería jugar ante Vélez en Liniers por Mauro Zárate. Por eso se postergó por 24 horas la presentación.

Con el plan de reducción gradual que se estableció en 2016 para desactivar el engendro de 30 equipos, la última voluntad de Julio Grondona, habrá un torneo de 26 clubes, que terminará siendo de 22 en 2020. Así está escrito en el Estatuto, más allá de la sugerencia de Gianni Infantino, titular de la FIFA, quien asegura que los campeonatos más competitivos tienen 18 equipos, una tendencia en la que hizo punta la Bundesliga.

Bajo esta coyuntura, se disputarán 25 fechas. Habrá cuatro descensos y dos ascensos. Terminará la primera semana de abril, con un receso de verano entre el 12 de diciembre y el 27 de enero.

Los matemáticos de la UBA, que también arman los fixtures de la Liga Nacional de Basquet, las Eliminatorias de la Conmebol y el campeonato chileno, tomaron en cuenta algunos puntos para la nueva Superliga. Ya no habrá parejitas, con excepción de la primera fecha: Racing visitará a Atlético Tucumán e Independiente recibirá a San Martín de esa provincia. Y para que los kilómetros recorridos sean equitativos para todos, cada equipo hará tres viajes a las regiones del Norte, Cuyo y Córdoba. Incluso, hasta se contempló un posible cruce de hinchadas. Y se invirtieron las localías de los clásicos respecto al torneo anterior.

Y a pesar de todo, la dirigencia de Racing «tiró la bronca». Desde Avellaneda entienden que fueron perjudicados en comparación con River, que será su rival en los octavos de final de la Copa Libertadores: En las primeras tres jornadas tendrán que hacer dos viajes (a Tucumán y a Paraná) y el de Núñez tendrá que visitar Parque Patricios.

Trascendió que Boca será local ante Talleres en la jornada inaugural y River, visitante de Lanús. San Lorenzo jugará con Tigre en Victoria. Se está evaluando la vuelta de los visitantes y la implementación del VAR (Video de Asistencia al Referí).