El empleo más buscado es el estable en relación de dependencia. Y el más escaso

El género explica una amplia brecha en los ingresos de mujeres y varones.
El género explica una amplia brecha en los ingresos de mujeres y varones.

El Informe Global 2018 sobre Excelentes Empleos, de Gallup, destacó que lo más  deseado por los trabajadores es un empleo estable, en relación de dependencia. Es el que se sigue considerando como “excelente” y es el que más escasea.

En la clasificación de Gallup se lo denomina “trabajo a tiempo completo para un empleador”.

  • En el mundo 3 mil millones de personas siguen buscando un “empleo excelente” pero solo 214 millones lo tiene.

¿Qué se considera un buen empleo? Es el que “todo el mundo quiere”, asegura Jon Clifton, Global Managing Partner en Gallup. Un mínimo de 30 horas por semana y un salario pagado por un empleador.

Los datos de Gallup para la Argentina hablan de un 71% de personas sin un empleo a tiempo completo; un 22% con buenos pero no excelentes empleos y solo un 7% con excelentes empleos que elevan el compromiso y la productividad.

El informe sigue diciendo que las personas comprometidas son las que tienen un excelente empleo, con el equipamiento que necesitan y un fuerte sentido de misión y propósito derivado de ese trabajo. ¿Dónde están los estos empleos? Muchos de ellos, en las pymes.

Ellas ofrecen la mayoría de los mejores empleos disponibles aún en los países económicamente desarrollados. Los menos desarrollados tienen pocos grandes empleadores y pocas pymes. “Debido a la falta de buenos empleos en los países menos desarrollados, muchos residentes recurren a actividades de subsistencia”, dice el informe.

En América latina en su conjunto el promedio de buenos empleos asciende al 26% y el de “excelentes” es igual al de Argentina en particular, el 7% .

“Además de buenos empleos, el ideal es crear excelentes empleos, que permitan a los individuos aprovechar al máximo su tiempo y su talento. Esto fomenta el compromiso, que lleva en promedio a un 17% más de productividad”, concluye el informe.

Según escribe Vicente Donato, de la Fundación Observatorio Pyme, “nuestras pymes son débiles y desde hace años casi no generan nuevos puestos de trabajo, cuando en todo el mundo este segmento es el creador de empleo por excelencia.

“Las comparaciones internacionales muestran que la participación de las pymes argentinas en el empleo total está todavía al menos 10 puntos por debajo de los estándares de los países de alto nivel de ingresos, según la clasificación del Banco Mundial. Sin embargo, seguimos retrocediendo. Mientras en Estados Unidos entre 2007 y 2016 las empresas formales de menos de 50 empleados crearon el 53% de los puestos de trabajo, en la Argentina durante el mismo período las empresas formales de la misma dimensión crearon solo el 22%”.