Los negocios del Superclásico

El fútbol, además de una pasión argentina y mundial, desde hace muchas décadas es también un gran negocio. Desde que se empezaron a televisar los partidos, en realidad.

En el Superclásico entre River y Boca aparecen, y el periodismo comenta, muchos negocios colaterales, más o menos clandestinos. Los trapitos y de los revendedores de entradas, por ejemplo.

Las entradas ya se conseguían en los sitios web de compra-venta antes de que las entradas estén en la boletería de River. Las populares se revendían en 2800 pesos y las entradas más caras se conseguían a 15 mil pesos. Las plateas, que estaban entre 4 mil y 8 mil pesos, ya subieron el mínimo a cinco mil.

La reventa es ilegal, pero, dice Diario Veloz, qué se puede esperar si el mismo presidente de la AFA revendía entradas en el Mundial de Brasil…

Los trapitos son el otro negocio involucrado. La barra se encarga de manejarlo. Los “cuida-coches” tienen una zona de operación cada vez más grande. Para el Superclásico se espera que ocupen la zona que comprende desde Cabildo, Juramento, Lugones, Ciudad Universitaria, Del Libertador hasta casi la General Paz.

Se calcula que entrarán 18 mil autos a la zona de influencia de la cancha, de los cuales quedarán se espera que queden 10 mil en la zona de trapitos, que cobran $ 100 por coche. El dinero queda íntegramente para la barra, que también controla los puestos de comida rápida dentro y en las cercanías del estadio.

Eso sí, cabe reconocer que estas son sumas muy menores, en comparación con las que produce el negocio del fútbol espectáculo. Inmensas ganancias legales, aunque tal vez no siempre declaradas íntegramente al fisco.

Y los dirigentes del fútbol y los empresarios de la TV lo conducen con un criterio de gran empresa.

Boca y River se enfrentan hoy a las 17.45. Al ser el partido más esperado por las cadenas Turner y Fox, el resto de la fecha se verá absolutamente desplazado. Las dos cadenas tendrán previas, transmisión central y post- partido durante todo el domingo y no habrá más partidos después del Superclásico. Y el objetivo central es vender el producto fútbol argentino al mercado internacional.

Claro que todo esto no quita que para muchos y muchas sigue siendo una pasión. Para que vayan “despuntando el vicio”, les ofrecemos este video que  toca los 5 últimos River-Boca.