Macri firmará con China 40 convenios y el 2° plan quinquenal de acción conjunta

El embajador chino en la Argentina, Yang Wanming, anunció que el presidente Xi Jinping, firmará junto al mandatario argentino un nuevo plan de acción entre los dos países para los próximos cinco años. Y suscribirá más de 40 convenios en temas específicos con Argentina.
.
La firma del plan será el 2 de diciembre, un día después del cierre del G20, durante el encuentro bilateral en la residencia presidencial de Olivos. “Es el segundo plan quinquenal de acción conjunta firmado entre nuestros países”, dijo el embajador, y destacó que las relaciones “están transitando por su mejor momento histórico”. Yang, que habló en una conferencia de prensa con medios locales y chinos, detalló que ambos países firmarán “alrededor de 40” acuerdos bilaterales, que abarcan comercio, política, economía y finanzas, transporte, ciencia, energía y tecnología hasta educación y cultura.
.
Varias veces, durante la charla con los periodistas, Yang insistió en que “la Argentina se convirtió en uno de los socios estratégicos más importantes en América Latina”.”Los acuerdos muestran la confianza y las expectativas que tienen las empresas chinas en el mercado argentino”.
.
El embajador adelantó que la mayoría de los acuerdos serán comerciales. “Son de infraestructura, financieros y de comercio electrónico. Hay uno que pondrá fin a la doble tributación entre las empresas que comercian, y también sobre inspección de calidad, protocolos sanitarios y fitosanitarios. La gran mayoría de los acuerdos ya se acercan a la recta final y hay algunos que están en proceso de negociación”.
.
Uno de los más esperados por el gobierno argentino será la formalización del intercambio de monedas (swap) con China por US$ 8.500 millones, negociado en persona por Guido Sandleris, que se suma al que ya existe por US$ 11.000 millones.
.
Seguramente también estará sobre la mesa el acuerdo por la compra “llave en mano” de la central nuclear china Hualong-1, sobre el que AgendAR ha expresado con insistencia su opinión negativa. No tanto por tratarse de un tipo de central nuclear que todavía no funciona en ningún otro país fuera de China, sino por ser, justamente, una compra “llave en mano”. Pero sobre la relación en su conjunto con la Potencia emergente, hemos advertido en  China: ¿nuestra nueva Inglaterra?. Como sucedió hace 150 años, hay un país que, como cliente e inversor, es un socio decisivo. Pero debemos transitar con cuidado esa relación, o nos condicionará el desarrollo futuro.