Aumenta, paulatinamente, la morosidad en el pago de deudas

Con un 33,6% de la población por debajo de la línea de pobreza a raíz de la suba de la inflación y la caída de los ingresos –en blanco y en negro–, las familias, además de estar más endeudadas, también se atrasan cada vez más con los pagos.

En los sectores de más bajos ingresos, la morosidad creció un 30% en lo que va del año, explican, por ejemplo, los directivos de Tarjeta Naranja, una de las entidades financieras que más atiende a los segmentos medios y bajos.

“El nivel general de morosidad todavía es bajo en el sistema pero los clientes incurren en retrasos”, explicó Alejandro Asrin, presidente de la empresa.

Según un relevamiento a cargo de Resolvé tu deuda, el 87% de quienes incurren en la morosidad lo atribuyen al sobreendeudamiento.

“Por la situación que vive el país está cayendo la cartera de los bancos y las personas caen en un problema de sobreendeudamiento. Eso genera morosidad en los créditos al consumo. En los hipotecarios no hay cambio porque como se trata de la vivienda, los pagos se mantienen. Pero la cartera de consumo se deterioró”, explicó Rodrigo Nadal, director de la reparadora de crédito.

  • La deuda promedio de los argentinos ronda los $ 118.000, mientras que el 52% de los encuestados expresaron que su sueldo no supera los $ 20.000.

“Al analizar estos datos notamos que para poder cancelar una deuda se necesitan casi cinco sueldos íntegros, sin tener en cuenta los intereses».

Un informe del Banco Central reconoció la suba de la mora de los hogares, que llegó a
3,8% de la cartera total en octubre.