Los humanos hemos llegado lejos

La NASA, con el programa New Horizons, se ha acercado al objeto más alejado jamás explorado por el hombre, mucho más allá de Plutón. Un cuerpo celeste que se encuentra a 6.500 millones de kilómetros de la Tierra.

Se trata del Ultima Thule, un asteroide de 35 km por 15 km, cuyo nombre fue elegido por el público en una convocatoria de la agencia espacial norteamericana para nombrar al objeto conocido hasta ese momento como 2014 MU69, descubierto ese año por el telescopio espacial Hubble.

Este asteroide está en una clase completamente nueva: dos esferas unidas entre sí, una de unos 31 kilómetros de largo («Ultima») y otra de 19 («Thule»). La NASA estima que las dos esferas se juntaron en el primer centésimo de la historia del Sistema Solar, 4.500 millones de años atrás.

Pertenecería al cinturón de Kuiper. Otro «cinturón de asteroides» pero que orbita alrededor del Sol mucho más lejos que el más conocido a una distancia de entre 30 y 55 unidades astronómicas (Una u. a. equivale a la distancia media entre la Tierra y el Sol).

Y más cerca, pero lejos del alcance de todos los hombres hasta unas cuantas décadas atrás, China logró llevar a cabo hoy jueves el primer alunizaje de un dispositivo espacial en la cara oculta a nuestros ojos de la Luna.

El módulo de exploración Chang’e-4, que había despegado de la Tierra el 8 de diciembre, se posó sin problemas a las 10.26 hora de Beijing (las 23.26 del miércoles en la Argentina), informó la agencia Xinhua.

Tal vez las naciones puedan encontrar fuera de la Tierra una forma menos destructiva de competir.