Las pymes argentinas, entre las que pagan más impuestos en el mundo

Las quejas y reclamos de las organizaciones que agrupan a las empresas pequeñas y medianas argentinas, son constantes y notorias. Y por eso mismo, corren el riesgo que todos los que trabajamos en publicidad conocemos muy bien, convertirse en «ruido ambiente», algo que se da por descontado y no provoca ninguna respuesta.

Pero ahora, una fuente tan poco sentimental como el informe Doing Business 2019, del Banco Mundial, dice que las empresas pymes de la Argentina son las que más pagan impuestos y contribuciones del mundo, después de las Islas Comoras, en el sureste de África. Las pymes argentinas aportan, si cumplen con todas sus obligaciones, el equivalente del 106% de la ganancia anual.

El gobierno, que está -justamente- preocupado por el grado de informalidad en la economía, y la baja en la recaudación impositiva, debe entender que con ese nivel de impuestos, nacionales, provinciales, municipales, la inmensa mayoría de las pymes simplemente no puede funcionar. Aún con el alto grado de evasión que existe, muchos negocios y talleres están cerrando.