Hantavirus: una ciudad del Sur en cuarentena sanitaria

Brote de hantavirus en la ciudad de Epuyen. Pehumayen Foto: Marcelo Martinez

El intendente de la localidad chubutense de Epuyén, Antonio Reato, resolvió la “suspensión de todas las actividades grupales en espacios cerrados municipales por el período de cuarenta días corridos” ante “el alerta sanitario” por “los contagios interhumanos por hantavirus”, que ya produjo 9 muertes y sexx reportó 24 casos positivos.

La resolución municipal dictada en esa localidad de unos 4000 habitantes, que es el epicentro del brote de hantavirus en la comarca andina chubutense, aclara que “la medida alcanza al gimnasio, la dirección de cultura, el auditorio, la capilla, los centros de jubilados y la sala velatoria”, en la que no se permitirá ni siquiera la realización de velorios.

Se recomienda “a la población extremar las medidas de prevención para evitar el contagio de infecciones respiratorias, así como evitar la realización de actividades grupales y colectivas en espacios cerrados como conciertos, peñas, reuniones y eventos religiosos durante la cuarentena”.

Chubut extremó las medidas de prevención que incluye el aislamiento selectivo de unas 60 personas a las que considera parte del “vínculo epidemiológico”, es decir que son familiares o allegados de personas que fueron contagiadas.

El ministro de salud de Chubut, Adrián Pizzi, había adelantado la intención de recurrir a un aislamiento forzoso, es decir obligar con el uso de la fuerza pública a impedir que potenciales contagiados tomen contacto con el resto de la población. Esto significa que el se considera que el contagio del llamado “Virus Andes” se transmite de manera interpersonal y no a través de la orina o heces del ratón colilargo como se creía.

Fuentes del gobierno provincial admitieron que no descartan pedir colaboración a Gendarmería Nacional y Prefectura para trabajar en el bloqueo sanitario y brindar información a turistas y pobladores.

Además se dispuso que todas las salas de terapia intensiva cuenten con plazas libres para darle prioridad de atención a los posibles afectados que requieran asistencia respiratoria, porque el virus se manifiesta como una crisis pulmonar grave.

Turistas que se apresuraron a regresar advierten que en Epuyén “ya no dejan salir”, y el contagio del hantavirus venía avanzando hacia Lago Puelo, ya con un caso en El Hoyo, a 5 kilómetros.