El consumo masivo cayó 4,3% en diciembre

A pesar de las fiestas de fin de año y del cobro del aguinaldo, en diciembre no se logró repuntar el nivel de consumo en los supermercados y comercios de proximidad. Las ventas, durante el último mes del año cayeron 4,3% en volumen, según los datos que maneja la consultora Scentia. «Junto con noviembre, se convirtieron en los peores meses del año».

Otro aspecto del consumo durante diciembre fue que el índice de precio promedio ponderado llegó a 46,5% respecto del mismo periodo de 2017. «Si bien no debe ser tomado como un indicador formal de la inflación, es muy parecido, da una noción de la variación de precios, aunque afectado por el mix de compra».

Los autoservicios sintieron más el impacto negativo (la caída anual promedió 8,7%). En mayor medida se vio en el interior del país donde el volumen se desplomó 10,7% frente al 5,1% del AMBA. En cambio, la caída general en las grandes superficies promedió 0,2%. De hecho, la cantidad de transacciones creció 3,5% en las góndolas de las grandes superficies.

Las únicas canastas con resultado acumulado positivo (en todo el año) fueron los alimentos perecederos y las bebidas con alcohol (cervezas), aunque diciembre fue negativo para todas las canastas. En particular, las bebidas sin alcohol (cayeron 9,9%) y los productos de limpieza (de la ropa y del hogar) fueron los que acusaron las mermas más importantes en el mes (6,4%). Con todo, en el mes de las fiestas, los consumidores parecen haber comprado más que en noviembre (12,7% más), según los datos de la consultora. Según las estadísticas, también consumieron un 51,1% más de bebidas con alcohol respecto del mes anterior.

De acuerdo con los relevamientos de Scentia, en 24.300 puntos de venta de todo el país, el ticket promedio en los comercios, tuvo un incremento de 36,7% -algo menor a la inflación- en diciembre, versus el mismo mes de 2017.