El FMI advierte del riesgo de «cambio de agenda» por elecciones

Alejandro Werner, director del departamento del FMI para el Hemisferio Occidental y Nicolás Dujovne. AFP

La titular del FMI, Christine Lagarde, felicitó al ministro de Hacienda Nicolás Dujovne y al presidente del Banco Central, Guido Sandleris por las medidas para “estabilizar la economía”.

Pero… al mismo tiempo, el Fondo advirtió ayer que la incertidumbre relacionada con las elecciones presidenciales de octubre en Argentina es un “riesgo” que puede minar la confianza y señaló que los comicios podrían reducir “el apetito de reforma”.

El diagnóstico para América latina y el Caribe que publicó Alejandro Werner, director del Hemisferio Occidental del FMI, señala en el capítulo argentino que “el plan de estabilización del gobierno, basado en políticas monetarias y fiscales revisadas y fortalecidas, ayudó a atenuar las turbulencias financieras y estabilizar el tipo de cambio”.

En ese documento se señala que  “la inflación y las expectativas de inflación se encuentran en una tendencia descendente desde octubre, y todo indica que seguirían disminuyendo lentamente en 2019. Esto permitiría una reducción gradual de la tasa de interés que, combinada con un aumento del salario real y de las exportaciones, generaría una recuperación de la actividad económica a partir del segundo trimestre de 2019”.

Se reiteran los pronósticos de crecimiento para la Argentina: una caída de 1,7 para 2019 y un repunte en 2020 que alcanzaría un 2,7%. Estas predicciones pueden considerarse optimistas, pero es seguro que no son más optimistas que cuando detectan un «apetito de reforma”.