Los empresarios bonaerenses reclaman medidas concretas al Gobierno

La CEPBA (Confederación Económina de la Pcia. de Buenos Aires) nos ha hecho llegar el siguiente comunicado:

“Solicitamos al Gobierno Nacional el desarrollo de medidas que promuevan el mercado interno a través del incremento del ingreso de los trabajadores, ya que las pymes que se dedican al mercado nacional, industriales, comerciales y de servicios están atravesando momentos muy difíciles y que la simple baja de impuestos, que sobre ingresos que no genera y que no puede pagar, no es suficiente como medida de reactivación de la actividad economica y freno a la caída del consumo y de la actividad industrial, que estamos viviendo tanto en Provincia como en Nación.

Es por lo antes mencionado, que exigimos que se ejecuten medidas que incrementen la capacidad de compra de la población en su conjunto, trabajadores, pymes, profesionales y todos aquellos que conformamos el mercado nacional.

Es importante que volvamos a contar con herramientas de compra de productos de origen nacional, como el Ahora 12, o cualquier instrumento similar que nos permita potenciar la actividad de aquellas pymes que generan más del 70 % del empleo en las economias regionales y que hoy se ven castigadas por una retracción del mercado y una caida del consumo, debido a que las tarifas públicas absorben la mayor parte de los ingresos de los trabajadores en el mercado nacional.

Presidente CEPBA
 Guillermo Siro”

En AgendAR entendemos, vemos, que los pequeños y medianos empresarios -y una parte no menor de los grandes- están atrapados en la lógica de la supervivencia: “bicicletear” pagos, descuento de cheques, que no les permite hacer otra cosa que ocuparse de la coyuntura.

Pero es necesario señalar que exigirle al gobierno actual estas medidas es pedirle “peras al olmo”. No comparte la centralidad del mercado interno, ni tiene margen para desviarse del ajuste. Es necesario pensar en las medidas a aplicar cuando este conjunto de políticas en curso tenga que ser abandonado. Y que -es inevitable- no deberán ser solamente de estímulo al consumo sino también de recuperación del capital de trabajo destruido.