El potencial de Google Earth Engine para el agro

Ya es un lugar común decir que estamos frente a la Cuarta Revolución Industrial. Los expertos menciona una creciente digitalización en todas las actividades, con herramientas como la inteligencia artificial, el “Big Data”. Que también, no iba a ser menos en un campo tan tecnificado como el argentino, se usan para tomar decisiones estratégicas en el agro.

No es tan conocido el potencial de Google Earth Engine (GEE), una plataforma online para la visualización y procesamiento de imágenes satelitales y otro tipo de datos a gran escala. Para conocer más en detalle de que se trata y su aporte al campo argentino, recogemos la opinión de Eduardo Rollero, especialista en teledetección y estimaciones agrícolas de la Secretaría de Gobierno de Agroindustria.

“GEE reúne las imágenes satelitales y las pone a disposición en línea con herramientas para que científicos, investigadores independientes y usuarios puedan explotar este “almacén” de datos y subir su propia información para detectar cambios, mapear tendencias y cuantificar las diferencias en la superficie de la Tierra”.

La plataforma permite una amplia gama de aplicaciones: detectar la deforestación, clasificar la cobertura del suelo, estimar la biomasa forestal y el carbono, entre muchos otros. Para Rollero, la ventaja de la plataforma radica en su notable velocidad de cálculo que no depende de la capacidad de procesamiento de la computadora ya que el mismo se realiza en los servidores de Google, y el requisito es tener acceso a Internet y registrarse en el servicio.

Otro de los beneficios, es que la plataforma proporciona una gran variedad de conjuntos de datos que se actualizan constantemente, por lo que no se requiere la descarga de imágenes en bruto.

Por su parte, Camilo Bagnato, becario doctoral del CONICET en el laboratorio de análisis regional y teledetección de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires (FAUBA), al referirse a GEE, añadió: “Es una plataforma para hacer análisis geoespaciales a escala planetaria que desarrolló Google y que tiene la particularidad de que concentra el archivo de imágenes satelitales de todo lo que ponen a disposición las distintas agencias espaciales como la NASA o la Agencia Europea”,

¿Qué le aporta GEE específicamente al agro? En este sentido, Rollero señaló: “Se pueden obtener capas de índices de vegetación (NDVI, por sus siglas en inglés) u otros similares, ambientación de lotesen base a imágenes satelitales y scripts desarrollados por alguna empresa o institución de investigación”.

Para Bagnato, se puede “hacer de todo”, y detalló: “Todo el desarrollo que hay de teledetección asociado a la producción agropecuaria es posible realizarlo con GGE y de una manera más rápida y sencilla”. Según ejemplificó el experto, se puede estimar la productividad forrajera a nivel de lote con sensores remotos, lo cual involucra un montón de trabajo previo y sistematización de información que con GEE es más sencillo, porque es una plataforma abierta para investigación y desarrollo.

Además de estimar la productividad forrajera, la evapotranspiración de los cultivos, también se puede mapear la agricultura, los cuerpos de agua en inundaciones, el uso del suelo, los cultivos que se sembraron en las diferentes campañas, es decir, que ofrece miles de aplicaciones. “Todo lo que se puede realizar con sensores remotos o prácticamente todo, se puede hacer de manera más sencilla y más rápida en GEE”, destacó Bagnato.

En cuanto a la utilización de la plataforma en Argentina, desde el sector privado no se puede usar de la misma manera y tan abierta como si, se puede usar desde el área de investigación. En este sentido, el becario del CONICET opinó: “Me atrevería a decir que en Argentina el agro todavía no utiliza la teledetección o la información satelital en su máxima expresión”, y argumentó: “Existen varios desarrollos que se hacen con sensores remotos, muchas empresas o varias que se dedican a vender productos para ambientes o estimaciones de rendimientos, pero en general no lo hacen con GEE”.

El agro todavía no está haciendo uso de GEE porque es una plataforma que para el sector privado no se ha desarrollado tanto, se usa sobre todo en cuestiones experimentales, en investigación y en proyectos grandes. Al respecto, Bagnato expresó: “Cobra relevancia cuando se quiere analizar que ocurre a nivel continental, que le pasa a los ecosistemas en Latinoamérica, en cambio, si uno quiere ver qué pasa en un campo particular de 1.000 hectáreas, lo puede hacer con los métodos tradicionales de teledetección que existen, y no es necesario usar esta herramienta que es super potente”. (Eliana Esnaola/Agrofy).