Arabia Saudita y los petrodólares como «opción nuclear»

Arabia Saudita amenaza con dejar de comercializar su petróleo en dólares y con retirar en forma masivamente sus inversiones en los Estados Unidos, si el gobierno de Donald Trump avanza con una normativa para penalizar a los 14 integrantes de la OPEP, la Organización de Países Exportadores de Petróleo.

Un proyecto de ley en el Congreso de los EE.UU., conocido como “NOPEC”, que podría generar demandas antimonopolio a la Organización de Países Exportadores de Petróleo, está encajonado desde hace mucho tiempo y varios presidentes estadounidenses han señalado que vetarían cualquier intento de convertirlo en ley.

Pero Donald Trump ha criticado abiertamente a la OPEP, a la que responsabiliza de los precios altos del petróleo, y le ha exigido al grupo que aumente la producción para aliviar la presión en un mercado que ronda máximos de cuatro años.

Esto ha puesto nerviosa a la OPEP y a su miembro líder, Arabia Saudita, por lo que podría significar una Ley Sin Cárteles de Producción y Exportación de Petróleo (NOPEC, por su sigla en inglés).

“Arabia Saudita está amenazando con vender su petróleo en monedas diferentes al dólar si Washington aprueba ese proyecto NOPEC, informa la agencia Reuters, según “tres fuentes con conocimiento de la política saudita”.

Esa ley, si se aprobara, permitiría al gobierno presentar demandas antimonopólicas en los tribunales estadounidenses contra los participantes de los carteles petroleros, en este caso, los de la OPEP.

El proyecto fue presentado por primera vez en el 2000 y, en realidad, podría ir más allá del negocio del petróleo: busca eliminar la inmunidad soberana ante las leyes antimonopolios norteamericanas. En lo inmediato, daría la base legal para que los miembros de la OPEP sean demandados por reducir la producción en un intento por hacer subir los precios del crudo.

Las fuentes citadas por Reuters aseguran que este “tema” -por la amenaza- ya se discutió entre funcionarios de alto rango del sector energético de Arabia Saudita en los últimos meses. A su vez, la agencia dejó trascender que el “plan” fue analizado por los miembros de la OPEP y que los saudíes ya pusieron en “conocimiento” de las nuevas intenciones a funcionarios estadounidenses. «Los sauditas saben que tienen al dólar como opción nuclear», dijo una de las fuentes consultadas por Reuters.

Arabia Saudita es la mayor reserva de petróleo del mundo. Expertos en hidrocarburos ven improbable que la amenaza se concrete. Aseguran que la posibilidad de que el proyecto «NOPEC» entre en vigor son “pocas” y es “poco probable” que Arabia Saudita cumpla su amenaza.

La otra potencial amenaza árabe frente a la NOPEC incluyó la liquidación de las tenencias en dólares del reino en los EEUU. Arabia Saudita posee casi 1 billón de dólares invertidos en el país del Norte y posee unos u$s 160.000 millones en bonos del Tesoro. Si Riad -la capital saudí- cumpliera con su intimidación, también tendría que deshacerse del tipo de cambio fijo del rial saudí (moneda local) respecto al dólar establecido desde 1986.

«Los sauditas dicen: dejen que los estadounidenses aprueben la NOPEC y será la economía de Estados Unidos la que se desplome», agregó otra fuente anónima preguntada por Reuters.

Hasta el momento el Ministerio de Energía de Arabia Saudita no hizo comentarios oficiales. Tampoco el Departamento de Energía de los Estados Unidos respondió a una solicitud de comentarios de la agencia. Sin embargo, días atrás el secretario de Energía, Rick Perry, admitió públicamente que la ley NOPEC podría acarrear a “consecuencias imprevistas”.

¿Un juego de amenazas que ninguno de los dos lados tiene intención de llevar a cabo? Es lo que cree AgendAR, y lo racional. Pero la racionalidad no es una constante en la historia humana. Casualmente, o no, los medios internacionales están señalando que Arabia Saudita esta a punto de volverse nuclear, sin haber firmado el Tratado de No Proliferación. Y la referencia es a un reactor experimental, para usos médicos, que le vendió Argentina. Ampliaremos.