Autos: más y más modelos híbridos y eléctricos. Pero no se fabrican aquí

( Hace pocas semanas comentamos en AgendAR la aparente falta de interés de los compradores argentinos por autos eléctricos. Pero el gobierno nacional ha decidido extender a los importados un beneficio que estaba pensando para favorecer a las terminales locales. Y estamos viendo una variedad de marcas y modelos ¿Se impondrán en el gusto local? Más importante: esta variedad ¿estimulará o ahogará la producción local? )

Los versiones de Hyundai Ioniq híbrido y Hyundai Kona eléctrico, dos modelos de motorización eléctrica de la marca china Baic (un sedán y una SUV) y otro modelo de origen chino, el JAC iEV7S, son los ejemplos del pelotón de avanzada de los vehículos propulsados con combustibles alternativos que llegarán a nuestro país durante este año.

Se trata en todos los casos de marcas que no tienen fábrica en la Argentina y, por lo tanto, estaban al margen del beneficio arancelario que el Gobierno había otorgado a las terminales locales, que consiste en una reducción de la tasa aduanera de 35% al 5% para los vehículos híbridos (propulsados tanto a nafta como a batería) y de 35% a 2% para aquellos que se mueven sólo con batería.

El viernes 29, con la publicación del Decreto 230, el ministerio de Producción extendió a todas las marcas la posibilidad de acceder a ese beneficio, que de todas maneras es para un cupo restringido de unidades: 500 cada tres meses.

Desde que la medida está en vigencia fueron licitadas 3.500 unidades, de las cuales las terminales automotrices hicieron uso de poco menos de 1.000 en total, distribuidos en cuatro modelos que llegaron al país: el Toyota Prius, el Toyota Lexus, el Mercedes Benz GLC y la versión «a enchufe» de la Renault Kangoo.

Las 12 terminales automotrices radicadas en el país concentran alrededor de 90% de los patentamientos locales (venta de vehículos cero kilómetro), tanto los que se producen en las fábricas locales como los que importan, desde Brasil y de extrazona.

Pero además hay un grupo de importadores y distribuidores, sin fábrica en el país, donde convergen desde la alemana BMW hasta las recientes marcas chinas, además de las coreanas Hundai y Kia, la alemana Porsche y el «tandem» de lujo Land Rover, Volvo y Jaguar (propiedad de la india Tata Motors), entre otras. Se trata de marcas con poco volumen de ventas (algo menos del 10% del mercado local) pero muy activas. Y varias ya tienen sus modelos de combustible alternativo camino al puerto de Zárate.

Hugo Belcastro, importador de las marcas Porsche y BAIC, y titular a su vez de un grupo con varias concesionarias locales, dijo que este año van a traer al menos dos modelos de la marca china. «Baic es el segundo mayor productor mundial de automóviles eléctricos detrás de Tesla», afirmó Belcastro, quien además es el titular de la Cámara de Importadores y Distribuidores Oficiales de Automotores (CIDOA). «Seguramente este año traeremos un sedán y una SUV eléctricos», agregó.

Ernesto Cavicchioli, vicepresidente de Hyundai Argentina, dijo que la distribuidora ya está homologando en el país el modelo híbrido Ioniq, un sedán que es competencia directa del Toyota Prius. «También vamos a traer el Hyundai Kona eléctrico», afirmó.

Ximena Castellani, gerente de Marketing de JAC Motors Argentina, dijo que la marca china que en el país es representada la familia Macri (Socma) tiene en carpeta un modelo en particular. «Consideramos el potencial del JAC iEV7S, como uno de los vehículos posibles para nuestro mercado», dijo la ejecutiva, quien de todas maneras dijo que todavía no hay un plazo definido. «Aún debemos analizar su implementación y algunas mejoras, en caso de ser necesarias para el consumidor argentino».

Otra marca coreana, Kia, estaría analizando traer al menos una de sus versiones eléctricas, dijeron fuentes del mercado.

La filial local de Land Rover, Volvo y Jaguar podría traer versiones con motorización híbrida de Volvo y Jaguar, dijo Francisco Beveraggi, jefe de Marketing de las marcas. Pero no tienen fecha. «No sé si llegamos este año. Nos enteramos de la noticia recientemente. Con este cambio podremos estar competitivos (frente a la terminales automotrices) y empezar a traer estos productos, en un principio híbridos».

Los vehículos propulsados con combustión alternativa a la nafta o el gasoil llevan ya muchos años de desarrollo en Estados Unidos, Europa y Asia. En la actualidad conviven al menos cuatro tecnologías distintas, que comenzaron con motores híbridos propulsados en parte con un motor convencional y en parte con una batería que se alimenta con energía cinética en cada frenado (es el caso del Toyota Prius).

Otra tecnología es el híbrido a enchufe, con una batería de mayor tamaño y más autonomía en modo eléctrico, pero con la alternativa de otro motor naftero para completar su recorrido. La tecnología más moderna a nivel masivo hoy la constituyen los autos 100% eléctricos, de los cuales hay ya varias marcas y donde Tesla se erige como líder mundial. Pero hay otra tecnología, aun en etapa experimental, que son los vehículos con una pila de combustible que convierte el hidrógeno en energía eléctrica y liberan vapor de agua como emisión. Su gran ventaja es que cargan en apenas cinco minutos, un tiempo similar a un vehículo convencional.

En el país la importación de estas unidades a arancel preferencial rige desde mayo de 2017 y en principio tiene una vigencia de 36 meses y un cupo total de 6.000 vehículos. Pero así como el Gobierno modificó el viernes el artículo que limitaba la importación sólo a las automotrices «autorizadas a operar como empresa terminal de la industria automotriz», fuentes del mercado no descartaron que, de haber una respuesta positiva en el mercado, pueda haber nuevas modificaciones a la normativa.