Stratolaunch: el 1° vuelo del avión más grande del mundo

Este sábado 13 de abril una mole metálica sobrevoló el desierto de Mojave en California, Estados Unidos. Se trata del Stratolaunch, una aeronave con seis turbinas, dos fuselajes, trenes de aterrizaje con un total de 28 llantas, una envergadura mayor de 117 metros (más largo que un campo de fútbol) y está equipado con seis motores como los que usan los Boeing 747.

Durante su primer vuelo de prueba, el Stratolaunch estuvo en el aire durante dos horas y media. Logró una altura de 5 km y una velocidad máxima de 680 km/h. Pueden verlo en este breve (menos de un minuto) e impactante video.

El avión de Stratolaunch Systems —su nombre técnico es Scaled Composites Model 351— ha sido construido a partir del fuselaje de dos antiguos Boeing 747 de la aerolínea United Airlines. Tiene una masa de casi 325 toneladas (incluyendo cien toneladas de combustible), una longitud de 73 metros y su envergadura de 117 metros, lo conviertenen el mayor avión del mundo, aunque el Boeing 747, Airbus A380 o el Antonov An-225 tienen mayor longitud. Es capaz de llevar hasta 250 toneladas de carga útil externa gracias a seis motores Pratt & Whitney PW4056.

El proyecto Stratolaunch nació en 2011 de la mano del millonario Paul Allen, el ex socio de Bill Gates en Microsoft, con el objetivo de lanzar una versión del Falcon 5 de SpaceX capaz de situar 6,1 toneladas en órbita baja, algo nunca visto en un sistema de lanzamiento aéreo. SpaceX se retiró del proyecto y éste tuvo cambios, de objetivos y de socios.

Ahora, está pensado para funcionar como una plataforma de lanzamiento para cohetes espaciales. Puede transportar varios vehículos para su lanzamiento. La nave puede soportar una carga total de más de 220 toneladas. Sus creadores esperan que sirva para reducir los costos de las misiones espaciales.

Según explica el portal especializado Space, la nave puede transportar cohetes equipados con satélites y llevarlos a una altitud de unos 10 km. En ese punto liberaría los cohetes, para que pongan los satélites en órbita. Si el proyecto tiene éxito, será un paso importante para la explotación comercial del espacio, un ambicioso sueño que se ha visto frustrado desde la década del ´80, con los transbordadores de la NASA.