Por el conflicto entre EE.UU. y China, cae el precio de la soja

Los efectos de una nueva fase de la «Guerra Comercial» entre Estados Unidos y China ya han generado daños colaterales en la Argentina. A partir de la baja en el precio de la soja, la pérdida de ingresos en nuestras exportaciones puede estimarse en u$s 2.750 millones.

Así lo calculó el consultor privado Salvador Di Stefano. «A mediados de febrero, el hombre de campo pensaba vender soja en torno a los u$s 250 por tonelada; hoy vale cerca de u$s 200 por tonelada». «Sobre una producción de 55 millones de toneladas, es un efecto pobreza de u$s 2.750 millones».

Al menos este martes -luego del derrumbe de la última semana- los precios futuros de la soja en el Mercado de Chicago (CBOT) cerraron nuevamente en u$s 300 por tonelada.

Este gráfico de la consultora Agritrend muestra la evolución del precio de la soja del año 2000 a la fecha.

Este gráfico deja claro algo importante: al comienzo del siglo empezó sí una suba del precio de la oleaginosa, parte del llamado «boom de las commodities». Pero su baja es reciente, y todavía no ha descendido a los niveles del siglo pasado, antes de la irrupción de China en el mercado global

El pico de precios del principal producto de exportación argentino se dio en el año 2012 con un valor promedio en torno a los u$s 560 por tonelada. Ya en la era Macri el precio cayó a u$s 382 en 2016; a u$s 372 en 2017; y a u$s 385 en 2018. No puede decirse que la prosperidad y la recesión tienen una relación lineal con el precio de la soja.

El impacto del conflicto entre Washington y Beijing no se da solo en el caso de la soja sino que también juega en contra del maíz y el trigo. Los precios internacionales de ambos cultivos también cayeron y es difícil que puedan recuperarse en este escenario.

«En maíz se esperaba un precio más cerca de los u$s 150 por tonelada y con suerte se venderá en promedio en torno a los u$s 130. Sobre 50 millones de toneladas es un efecto pobreza de 1.000 millones», proyectó Di Stefano.

En el caso del trigo, el consultor estimó que para la próxima campaña se espera un precio que ronde los u$s 160, cuando un año atrás se vendía en u$s 190 la tonelada. «Si vamos a producir 20 millones de toneladas nos faltarían u$s 600 millones».

Como sea, ya La Nación alerta que, por la baja del precio, la soja «no resiste» las retenciones y se pide discutirlas.