Reservas del Banco Central: 25 caídas consecutivas

El día de ayer, sábado 18, fue un día en que la información, y la atención pública en Argentina, estuvo volcada a la política. Justificadamente: en el corto plazo, es un dato decisivo para la economía. Y nadie puede ignorarla, también en el largo.

Pero esta noticia que publicó el diario Ámbito, debe ser tenida en cuenta: nos habla del marco que condiciona y condicionará las decisiones de los políticos:

«Mientras el dólar dejó de estar en el centro de la escena financiera en lo que va de mayo por una menor volatilidad en su precio, hay un dato que comienza a ser observado con mayor detenimiento entre los analistas del mercado: las Reservas Internacionales del Banco Central.

No tanto por su monto en sí mismo, sino por la dinámica bajista que se ha acelerado en las últimas semanas, aun sin que el BCRA haya intervenido en el mercado de cambios, posibilidad acordada con el FMI a fines del mes pasado.

Desde que los activos del Central tocaron su máximo histórico de u$s 77.481 millones el último 9 de abril -cuando ingresó el cuarto desembolso de u$s 10.835 millones por parte del FMI en el marco del préstamo stand by- no pararon de caer en los días siguientes, hasta tocar el nivel de u$s 66.994 millones este viernes 17 de mayo (dato provisorio).

Es decir que las reservas brutas del BCRA acumularon ya 25 caídas en forma consecutiva, período en el anotaron una merma de u$s 10.487 millones (-13,5%), o una baja diaria promedio de u$s 420 millones. Significa que ya se fueron reservas equivalentes al último desembolso del FMI.

Vale recordar que el 22 de abril sufrieron el mayor retroceso diario en ese lapso debido al pago de amortización e intereses del Bonar 2024, por u$s 3.861 millones. A esto hay que sumarle la sangría de u$s 60 millones diarios que la entidad conducida por Guido Sandleris vende todos los días a cuenta del Tesoro».