El gobierno privatizará las frecuencias 3G y 4G que poseía ARSAT

Con lápiz fino están delineando las regiones. Cuando terminen de mapear el país, será el turno de sacar números con marcador grueso. Una vez listos ambos documentos se llamará a licitación. El Gobierno define por estos días las regiones sobre las que se realizarán las futuras licitaciones del espectro que estaba bajo la jurisdicción de ARSAT y entre finales de julio y principios de agosto podría concretarse la convocatoria.

En este momento se trabaja desde la secretaría de Modernización y sus dependencias en el armado de las regiones sobre las que se llamaría a las futuras licitaciones. Una vez finalizada esta tarea se realizará la convocatoria a la licitación, en unos 45 días, aproximadamente.

El Estado se hizo cargo, por la vía del DNU 58 del verano pasado, el espectro que estaba en manos de ARSAT, que la actual gestión no usaba ni tenía planes al respecto.

Se trata de frecuencias 3G y 4G. Las primeras son regionales y están ubicadas en la banda de 1800-1900 mhz, mientras que las segundas son nacionales y se encuentran en los 700 mhz, y en la banda de 1,7-2,1 mhz.

Las regionales son de interés para los operadores independientes y cooperativas de telecomunicaciones que esperan, así, ingresar en el negocio móvil para complementar su oferta de servicios.

Las nacionales son las que aspiran sumar las tres grandes compañías del sector, Movistar, Claro y Personal. Todo indica que, para poner en marcha este proceso, habrá que actualizar el tope de frecuencias hoy vigente, y que se encuentra en los 140 mhz.

En paralelo, Telecom debería devolver en este tiempo el espectro excedente que posee, producto de la fusión con Cablevisión, y que se compone de unos 80 mhz. Las fuentes consultadas señalaron que la compañía de telecomunicaciones más grande del país está en proceso de devolución. En el mercado también están al tanto del proceso que está encarando el Gobierno.