La información y los medios en Argentina

El Instituto Reuters de la Universidad de Oxford publica todos los años un Informe global sobre los medios de comunicación. La parte dedicada a la Argentina del informe 2018 ha sido divulgada en nuestro país. Pero… quien la publica tiende a subrayar las partes más favorables para su imagen. Es inevitable. Por eso en AgendAR elegimos acercarles el «report» original. Es breve.

ooooo

«Datos básicos: Población 44 millones. Penetración de Internet, 79%

Argentina se caracteriza por un sistema de medios privados fuerte y concentrado, organizaciones de medios públicos comparativamente más débiles y una alta conectividad en línea en comparación con otros países latinoamericanos.

A pesar de los niveles relativamente altos de consumo de noticias, los ciudadanos tienden a desconfiar tanto de los medios como de los políticos en Argentina. Los medios de comunicación y su regulación, ambos están politizados, y el Congreso aún no ha considerado la ley para regular la convergencia entre los servicios de transmisión e Internet.

El acceso en línea y por teléfonos inteligentes a las noticias ha alcanzado una posición dominante entre la población encuestada para este estudio. Casi nueve de cada diez usuarios en línea obtienen su información de Internet cada semana, más que de cualquier otra fuente, incluida la televisión (76%) y los medios impresos (42%).

Los medios sociales son una fuente popular de noticias, utilizadas por el 72%, incluido el 60% que obtiene información en Facebook, el 37% en WhatsApp y el 27% en YouTube. Siete de cada diez mencionan el teléfono inteligente como dispositivo para acceder a la información, en comparación con el 63% que accede a las noticias en sus computadoras y el 17% que usa una tablet.

Los principales periódicos de Argentina han respondido a la disminución de su circulación y de los ingresos por publicidad mediante el lanzamiento de «paywalls» (suscripciones para acceder a las noticias). Clarín, el diario de mayor venta en el país, comenzó a cobrar a los usuarios en abril de 2017. La Nación, el segundo periódico más grande, siguió con un anuncio similar en agosto, e Infobae, un portal digital muy popular, y el sitio de noticias más visitado según esta encuesta, anunció en noviembre que también comenzaría a cobrar por el contenido.

Clarín llegó a 50,000 suscriptores en noviembre. Sin embargo, todavía obtiene 3/4 de sus ingresos de la edición impresa. Solo el 12% de los encuestados pagaron por las noticias en línea el año anterior, y Facebook, Google y Netflix capturaron el 80% de todo el tráfico de Internet durante la segunda mitad de 2017.

Por lo tanto, la posibilidad de que los ingresos en línea reemplacen la venta de ejemplares como la principal fuente de ingresos de los periódicos aún están por verse.

La crisis en la industria de las noticias también se hizo evidente en el cierre de los periódicos, algunos de los cuales habían estado funcionando durante más de cien años, como el Buenos Aires Herald de 141 años de existencia, el único periódico en idioma inglés del país, y La Razón, con 112 años. Una agencia de noticias, Diarios y Noticias, también cerró después de 35 años de operación. En contraste, Tiempo Argentino, un periódico que había estado fuertemente asociado con las administraciones de los ex presidentes Nestor Kirchner y Cristina Fernández, continuó publicándose semanalmente como una cooperativa controlada por los trabajadores.

El Grupo Clarín, la organización de medios más importante de Argentina, que ya controlaba su periódico homónimo Diario Clarín, una estación de televisión, la mayor empresa de cable de Argentina, varias estaciones de cable, incluido un canal de noticias de 24 horas, una estación de radio AM, varias estaciones de radio FM y un proveedor de servicios de Internet consolidó aún más su posición dominante al fusionarse con Telecom, una compañía de telecomunicaciones. La fusión equivale a más de la mitad del mercado para las conexiones de banda ancha a Internet, y creó la primera compañía autorizada para ofrecer «juego cuádruple» (telefonía fija, telefonía móvil, cable y servicios en línea). Otras compañías tendrán que esperar hasta enero de 2019 para ofrecer un juego cuádruple, de acuerdo con el reglamento propuesto por la administración Macri, que aún no ha sido discutido por el Congreso.

La posición dominante del Grupo Clarín también se hace evidente en las posiciones que ocupan sus medios de comunicación en el ranking de las mejores marcas. Posee cuatro de los diez primeros en nuestro ranking «offline», incluidos los dos primeros, y cuatro de los diez en el ranking «online», incluidos el segundo y el tercero.

Sin embargo, por primera vez, el principal punto de venta online fue Infobae, que no es una subsidiaria de Grupo Clarín.

Si bien hay una estación de televisión pública de transmisión estatal, varias estaciones públicas de radio y cable, y una agencia de noticias estatal, tienen niveles de audiencia significativamente más bajos que los establecimientos comerciales, y solo una (TV Pública) aparece entre las principales marcas en la lista online. Y ninguno de ellos figura en el ranking de radio, televisión y medios gráficos.

La politización de la radiodifusión, las telecomunicaciones y la regulación de la comunicación puede estar relacionada con la falta de confianza en los medios de comunicación, que ha estado en niveles comparativamente bajos durante algún tiempo. Ha habido casos de información falsa difundida a través de los medios de comunicación, según lo documentó Chequeado, la organización de verificación de datos más destacada del país, que lanzó una nueva sección llamada «Falso en las redes» para desmentir la información errónea. Sin embargo, los argentinos tradicionalmente han sido bastante escépticos acerca de las noticias y los medios de comunicación».

Para acceder al informe original, cliquear aquí.