Macron, el acuerdo Mercosur-U.E. y el cambio climático

AgendAR tomó posición hace más de un año en el viejo y cada tanto reactivado tema del Tratado de Libre Comercio entre la Unión Europea y el Mercosur: creemos que, si se hace, provocará daños reales y concretos a la industria y los servicios argentinos a cambio de dudosas ventajas para el agro. Ni siquiera para la agroindustria. Además, siempre nos manifestamos escépticos sobre que finalmente se firmara algo más que una declaración de intenciones.

Pero nuestro juicio y nuestra opinión son dos cosas distintas. Marcamos eso, porque en los últimos días los gobiernos de Macri y de Bolsonaro han insistido nuevamente en que las negociaciones, que ya llevan 20 años, se terminen de una vez. Y la presión de poderosas compañías transnacionales es muy fuerte.

Por eso, resulta interesante que otra vez los agricultores franceses están defendiendo a la industria argentina. Allons, enfants de la Patrie! Y levantan las banderas de los agrotóxicos y el cambio climático:

Previo a su reunión con su par brasileño en el marco de los encuentros bilaterales que tienen lugar durante la Cumbre de jefes de Estado del G20, el presidente francés Emmanuel Macron, amenazó con no dar vía libre al esperado pacto entre la Unión Europea y el Mercosur, si Brasil sigue los pasos de EEUU y abandona el Acuerdo de París. «Si Brasil abandonara el Acuerdo de París nosotros no podremos firmar un acuerdo comercial con ellos», declaró Macron.

«Esto es por una simple razón, estamos pidiendo a nuestros agricultores que dejen de usar agrotóxicos, estamos pidiendo a nuestras empresas que produzcan con menos uso de carbono. No vamos a permitir, de buenas a primeras, el ingreso de productos de países que no lo respetan». Macron formuló estas declaraciones en Osaka, Japón donde a partir de hoy se celebra la cumbre de jefes de Estado del G20.

En tanto, otra de las mandatarias europeas que se expresó en el mismo sentido fue la canciller alemana, Angela Merkel, quien se mostró “muy preocupada» con la política ambientalista de Bolsonaro.

A pesar de que tras asumir la presidencia, Bolsonaro se comprometió a permanecer dentro del acuerdo global sobre cambio climático, desde enero de 2018 ha llevado adelante una política que prioriza la expansión de plantaciones y producción agrícola en la Amazonia aliada a la concesión de nuevas licencias para el uso de agrotóxicos.