EE.UU. desgrava biodiésel argentino. Pero sigue cerrado por «dumping»

El gobierno de Estados Unidos determinó ayer en forma preliminar que no corresponde la aplicación de los derechos antisubsidios de 72% al biodiésel argentino. Pero deja sin cambios aranceles antidumping de 74%. Los exportadores argentinos afirman que con esas medidas «mantiene al mercado estadounidense totalmente cerrado».

En 2016, el último año sin restricciones, ese mercado fue el principal destino para el biodiésel elaborado en la Argentina con ventas superiores a los US$ 1.200 millones. Era el primer rubro de exportación del país a los EE.UU.

Tras la imposición por parte de Estados Unidos de aranceles a la importación de biodiésel argentino por supuesto dumping y subsidios a la producción a principio de 2018 (en conjunto alcanzaban un arancel de casi 150%), Argentina pidió revisar la medida por un «cambio de circunstancias» en base al nuevo régimen de retenciones.

Ese régimen prevé una convergencia entre los derechos aplicables a la soja y al biodiésel. «Argentina eliminó el diferencial en las retenciones entre el aceite de soja y biodiésel», explicó el presidente de la Cámara Argentina de Combustibles (Carbio), Luis Zubizarreta.

El gobierno argentino impuso en mayo del año pasado retenciones de 15% al biodiésel y lo igualó con el tributo que pagaba el aceite de soja (materia prima para producción del combustible), al cual se le sumaron el cobro de retenciones de $ 4 por dólar exportado.

El Departamento de Comercio (DOC) de EE.UU. publicó que no corresponde la aplicación de derechos antisubsidios, pero mantiene la de «antidumping». Según el DOC, esa medida se mantuvo porque «no existen circunstancias cambiantes que justifiquen cambios bajo la orden de antidumping para biodiésel de Argentina».

Según la dependencia estadounidense, los precios del poroto de soja en la Argentina aún se mantienen por debajo de los precios del mercado internacional y este “diferencial” de precios es consecuencia del derecho de exportación aplicable a la soja en la Argentina (hoy en torno a 28%).

El presidente de la Cámara de la Industria Aceitera y del Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC), Gustavo Idígoras, indicó que a pesar de la baja en los aranceles antisubsidios, el mercado norteamericano «sigue totalmente cerrado». «Seguiremos trabajando en el juicio contra el departamento de comercio y apoyando las negociaciones del gobierno argentino con Estados Unidos».

Las partes interesadas podrán presentar comentarios por escrito dentro de los 30 días de la publicación del DOC y también podrán solicitar una audiencia. Luego de que el DOC reciba los comentarios, los mismos serán evaluados y deberá emitir una determinación final. Se estima que el cierre del mercado estadounidense al biodiésel argentino significa hoy la pérdida de más de US$ 1.300 millones en exportaciones.