Aseguran que Bolsonaro propuso a Trump visitar Argentina para respaldar a Macri

(Bolsonaro, Trump, Macri, Maduro y Evo Morales: en AgendAR nos inclinamos a tomar con pinzas las afirmaciones en esta nota de un medio brasileño, reproducida parcialmente por los locales. Pero creemos que vale la pena que los argentinos conozcamos cómo se ve la región desde San Pablo).

El diario Folha de Sao Paulo, uno de los medios más importantes de Brasil, publicó ayer que el presidente Bolsonaro le sugirió a su par estadounidense, Donald Trump, visitar la Argentina antes de los comicios generales de octubre para respaldar la reelección de Mauricio Macri. Esta conversación habría tenido lugar el 28 de junio pasado en Japón, en el marco del G-20.

Citando a testigos de la reunión entre Trump y Bolsonaro, Folha relata que ambos mandatarios discutieron el proceso electoral argentino «con tono de preocupación ante una eventual derrota» de Macri.

«El brasileño -publicó Folha- propuso que Trump visitara la Argentina antes de las elecciones, en octubre, como una señal de apoyo a Macri. También sugirió una reunión con otros líderes latinoamericanos de derecha y la presentación de un ‘un paquete’ de soluciones para evitar lo que llamó el ‘surgimiento de una nueva Venezuela en Sudamérica».

En otro tramo de la conversación, según esas fuentes, Trump sondeó a Bolsonaro sobre una acción militar conjunta para derrocar al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, algo descartado por el brasileño. Bolsonaro argumentó, según Folha, que las Fuerzas Armadas de Brasil fueron debilitadas en las últimas dos décadas, que la topografía venezolana favorecía a la acción de guerrillas chavistas y que una acción militar de este tipo le causaría problemas en la región sudamericana.

En una demostración de empatía, Trump se disculpó por las críticas a Bolsonaro hechas por el alcalde de Nueva York, Bill De Blasio. Las protestas lideradas por los Demócratas llevaron a la cancelación de un premio que el presidente brasileño recibiría en la ciudad. Después de una serie de idas y venidas, el evento se trasladó a Dallas, Texas, donde Bolsonaro fue honrado con el premio Persona del Año.

Mientras mantiene un tono agudo contra la izquierda en sus discursos, Bolsonaro cedió al pragmatismo en algunos puntos relacionados con la política exterior brasileña. Durante el G20, dejó de lado las críticas a Venezuela en su discurso en la reunión de líderes de los BRICS. El bloque, compuesto por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, tiene dos miembros partidarios de Maduro: rusos y chinos. «No quería entrar en controversias con [Vladimir] Putin, una potencia nuclear», admitió el presidente en una conferencia de prensa.

En las últimas semanas, Bolsonaro ha estado elogiando al presidente Evo Morales de Bolivia. Morales llegó al poder en 2006 en medio de una ola izquierda que predominó en la política sudamericana a principios de la década del 2000.

El mandatario boliviano también marcó una postura pragmática al asistir a la inauguración de Bolsonaro en enero.