Caen U$S 8.509 millones las reservas del Banco Central

El derrumbe del valor de los bonos argentinos -entre 30% y 40%- obligó al Tesoro a pagar ayer US$ 2.615 millones para cancelar un contrato de recompra (Repo) que había sido acordado con bancos internacionales justamente para robustecer las reservas.

La consecuencia fue una caída imprevista de las tenencias del Banco Central de US$ 3.016 millones. Entre este pago, las ventas de divisas para contener el tipo de cambio y los retiros de depósitos en moneda extranjera, la corrida ya se llevó US$ 8.509 millones en lo que va de agosto, que va camino a ser el mes récord en salida de dólares del BCRA.

La cancelación anticipada del Repo fue obligada porque los bonos soberanos argentinos eran garantía del préstamo. En este tipo de operaciones, el Tesoro emite títulos de deuda bajo el compromiso de recomprarlos una vez terminado el acuerdo. Como el valor de los papeles cayó por debajo del piso establecido en el contrato, se gatilló una cláusula que obligaba al Gobierno a emitir más bonos a las tasas superiores al 60% que fija hoy el mercado para los activos nacionales o abonar el compromiso en efectivo y cerrar la transacción.

Quien apeló a la cláusula para recibir el dinero prestado fue un consorcio de bancos privados que estaría integrado por Santander, HSBC, BBVA, Nomura, Citi y Credit Suisse. Con este pago, Argentina redujo su deuda pública en US$ 12.810 millones, al cancelar US$ 5.948 millones del Bonar 2024, US$ 4.019 millones del Bonar 2025 y US$ 2.842 millones del Bonar 2037. Hace 30 años se habló por primera vez de un «festival de bonos».

Se afirma que esta operación encendió las alarmas tanto en el Gobierno como en el Frente de Todos ya que aceleró el derrumbe de las reservas, necesarias para intervenir en el mercado cambiario.

El 31 de julio las arcas del BCRA tenían US$ 67.899 millones. Los retiros de depósitos en dólares de los bancos, las ventas de divisas por cuenta propia y por orden del Tesoro y los pagos de vencimientos hicieron que en apenas 13 días hábiles caigan a US$ 59.390 millones. Se trata de la mayor baja de la historia. Incluso superior a los anteriores meses de corrida y enero de 2006 cuando luego de la cancelación de la deuda con el Fondo se fueron US$ 8.388 millones.