Otra medida del Banco Central para desalentar fuga de divisas

El Banco Central pone otra traba a la operatoria cambiaria-bursátil, esta vez a la que se conoce como “dólar bucle”, una bicicleta financiera más sofisticada que la operación conocida como «rulo». Busca restringir el giro de dólares al exterior.

La comunicación 6799 dispone que quien adquiera títulos valores mediante liquidación de moneda extranjera, deberá mantenerlos en su poder por un periodo no menor a 5 hábiles, antes de ser vendidos o transferidos. El objetivo es que el riesgo de la variación del tipo de cambio desaliente esta práctica.

Además, la disposición agrega otro requisito: «Establecer que las personas humanas que transfieran divisas desde sus cuentas locales en moneda extranjera a cuentas bancarias propias en el exterior deben presentar una declaración jurada de que no se han efectuado venta de títulos con liquidación local en moneda extranjera en los últimos 5 dias hábiles».

La transferencia de divisas de las personas humanas desde sus cuentas locales en moneda extranjera a cuentas bancarias propias en el exterior se puede efectuar sin restricciones.

Como se informó hace semanas en AgendAR, para el «bucle» hay que tener un capital inicial de más de 10 mil dólares. La ganancia, luego de la compra-venta del bono, se obtiene para las diferencias en el tipo de cambio entre el dólar cable (dólares depositados en cuentas de afuera) o el Mep (bolsa local).

En cambio, la operatoria del “rulo”, se cerraba en el día (luego del 11 de agosto pasó a ser en 5 días): una persona compraba dólares, con esos dólares compraba un bono (el bonar 24 era el más usado) y luego vendía ese mismo bono pero cobraba en pesos. La diferencia de precios entre la cotización del bono en dólares y en pesos dejaba una ganancia del 7% en pesos. Es decir, que si uno empezaba la operación con, por ejemplo, 100.000 pesos, cerraba el “rulo” con 107.000 pesos. La creatividad de la «city»…