Dolor vegano: no hay razón médica para no comer carne

Este lunes el New York Times publicó los resultados de una investigación (y los carnívoros nos apuramos a divulgarlos):

«Los funcionarios de salud pública estadounidenses han instado durante años a limitar el consumo de carne roja y carnes procesadas debido a la preocupación de que estos alimentos estén relacionados con enfermedades cardíacas, cáncer y otras enfermedades.

Pero hoy, en un giro notable, una colaboración internacional de investigadores produjo una serie de análisis concluyendo que el consejo, base de casi todas las pautas dietéticas, no está respaldado por buena evidencia científica.

Si hay beneficios para la salud al comer menos carne de res y cerdo, son pequeños, concluyeron los investigadores. De hecho, las ventajas son tan débiles que solo se pueden discernir cuando se observan grandes poblaciones, dijeron los científicos, y no son suficientes para decirles a las personas que cambien sus hábitos de comer carne.

«La certeza de la evidencia de estas reducciones de riesgo fue de baja a muy baja», dijo Bradley Johnston, epidemiólogo de la Universidad de Dalhousie en Canadá y líder del grupo que publica la nueva investigación en Annals of Internal Medicine«.