Ya funciona el radar meteorológico más austral del mundo, construido por INVAP

Se ubica en instalaciones de la Armada Argentina en Río Grande, Tierra del Fuego, y fue desarrollado por INVAP en el marco del Sistema Nacional de Radares Meteorológicos (SINARAME). Puede detectar una tormenta grave a 480 kilómetros de distancia, además de obtener datos sobre sequías, temperaturas y la calidad de nieve que caerá.

Se trata del Radar Meteorológico Argentino (RMA), una de las novedades más importantes en materia científica en la provincia con la meteorología más cambiante de la región con lluvias, ventarrones, galernas, nevadas y calmas chichas más impredecibles del Cono Sur: la Patagonia Austral. Trata de mejorar los pronósticos para brindar mayor seguridad sobre las actividades que se realizan en el territorio y sobre las personas. El nuevo RMA fueguino es el radar meteorológico más cercano al Polo Sur en todo el planeta.

Estos aparatos pueden detectar una tormenta a 480 kilómetros de distancia, debajo de la línea del horizonte, y a 200 kilómetros determinar el tamaño y densidad de las gotas de lluvia. Puede determinar si tiene o no granizo, calcular la velocidad del viento, y verificar si contiene tornados o «células» capaces de originarlos. Puede generar alertas de varias horas antes de que sucedan todas esas cosas graves de siempre: techos arrancados por el Suroeste, o derrumbados por nubes de ceniza volcánica, incendios forestales en los veranos secos fogoneados por el viento, estancias, escuelas rurales y ciudades aisladas días enteros por la nieve en temporada fría, etc. El RMA puede bajar el costo individual y colectivo de lo que significa ser no sólo patagónico, sino además fueguino, o vecino santacruceño austral.

La información relevada también irá generarando estadísticas en un momento en que el recalentamiento global se aceleró y va dejando rápídamente desactualizados los registros promedios de hace dos o tres décadas. Servirá para planificar adecuadamente obras hídricas en la región, como puentes y alcantarillas, así como también para el ordenamiento y zonificación territorial.

Desde el gobierno provincial se informó que el radar permitirá a Tierra del Fuego, obtener datos sobre sequías, temperaturas y la calidad de nieve que va a caer, entre otros datos. Y para orgullo nacional y regional, es uno de un primer grupo de radares argentinos diseñados en la patagónica Bariloche, por INVAP. Para alegría del Servicio Meteorológico Nacional, como opera en iguales longitudes de radiofrecuencia y determina si lo que viene es granizo o ceniza del mismo modo que la mayor parte de la flota del SINARAME. Y para alivio del fisco nacional, los repuestos y el mantenimiento son locales, garantizados, y se pagan en pesos.

Y finalmente, éste es el único país de la región con una red radarística meteorológica propia. No es poco.