Según la ley, Argentina tiene una de las jornadas laborales más extensas del mundo

En nuestro país, la jornada laboral LEGAL es de 48 horas semanales. Sin embargo, la jornada laboral promedio efectiva en la Argentina es de 38 horas y en el mundo, de 39 horas. Más de la mitad de los empleados en la Argentina (y en el mundo), trabajan más de 40 horas por semana.

Actualmente, se está debatiendo la reducción de la jornada laboral de 45 a 40 horas semanales en Chile. En 2017, en la Argentina, el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) propuso la reducción de 48 a 30 horas semanales. ¿Son largas estas jornadas laborales? ¿Cómo son las jornadas laborales en otros países de América Latina? ¿Y en el resto del mundo?

La jornada laboral legal establece el límite de horas que una persona puede trabajar con un salario a cambio, según lo reglamentado por las leyes de cada país. Pero claro, eso no quiere decir que sea lo que efectivamente se trabaja.

De acuerdo con las leyes, la Argentina tiene una de las jornadas laborales más largas del mundo: 48 horas semanales. La ley establece que la jornada no puede superar las 8 horas diarias o 48 horas semanales, lo que equivale a trabajar 8 horas 6 veces por semana y tener un día de descanso, por ejemplo.

Esta jornada es similar a la de países vecinos como Bolivia, Paraguay, Perú y Uruguay. En términos generales, es en América Latina, parte de África y el sur de Asia donde están las jornadas más largas, de acuerdo con un estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En el otro extremo, se encuentran países como Francia, Australia y Dinamarca, donde las jornadas legales son menores a las 40 horas semanales. Por otro lado, en los Estados Unidos e Irán no existe un límite reglamentado por la ley.

Esas son las jornadas legales, pero ¿cuánto trabajan efectivamente?
Según datos de la OIT de 2018, los países que tienen menos horas trabajadas en promedio son Holanda, Australia, Noruega y Dinamarca con jornadas semanales menores a 34 horas. Mientras que los países con jornadas efectivas más extensas son Mongolia, Pakistán y México, con casi 50 horas trabajadas por semana en promedio. También se encuentra en este grupo China, aunque en ese caso el último dato disponible es de 2014. En estos, la jornada trabajada promedio coincide con la legal, salvo en China donde la jornada trabajada superó a la legal.

En el caso de la Argentina, la jornada promedio fue de 38 horas y similar a otros países de la región, como Chile y Brasil, donde fue de 38 y 40 horas, respectivamente. Son jornadas más cortas que la legal.

¿Cuántas personas trabajan esa cantidad de horas?
Aunque el promedio es de 38 horas, en la Argentina más del 50% de los empleados trabajan más de 40 horas semanales. Algo similar ocurre en Japón, Estados Unidos, Corea del Sur, Chile y Brasil, donde la jornada promedio es de 40 horas aproximadamente, pero más del 60% de los ocupados trabaja más de 40 horas.

A nivel mundial, más del 60% de los empleados trabajan más de 40 horas. En los países donde la jornada trabajada es mayor como Mongolia, Pakistán y México, más del 75% trabaja más de 40 horas. Mientras que en países donde la jornada es menor, como Holanda, Australia, Noruega y Dinamarca, menos de 40% trabaja más de 40 horas.

¿Hombres y mujeres trabajan la misma cantidad de horas?
La jornada promedio mundial de las mujeres es menor que la de los hombres: 36 contra 41 horas semanales, respectivamente. En la Argentina, la brecha es aún mayor: las mujeres trabajan en promedio 32 horas en empleos remunerados, mientras que los hombres trabajan 42 horas. Por otra parte, las mujeres dedican el doble del tiempo a tareas del hogar y de cuidado, y esto repercute en su inserción en el mercado laboral y en sus ingresos.

En síntesis, según vimos hasta ahora, países considerados más desarrollados, como Noruega, Australia, Holanda y Dinamarca, trabajan menos horas que en algunos países de América Latina, Asia o África, que alcanzaron un menor nivel de desarrollo. ¿Cómo puede ser entonces que trabajen menos y produzcan más? “Es un tema relacionado con la productividad de la economía”, explicó a Chequeado Roxana Maurizio, investigadora del Instituto Interdisciplinario de Economía Política (IIEP) y CONICET.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la productividad se define como todo lo que produce el país (PBI) dividido por la cantidad de trabajo necesario para generarlo y hace referencia a la eficiencia que se emplea en el uso de los recursos. Países que dispongan de formas de producir más eficientes, por ejemplo, por usar mejores tecnologías, podrán producir más por cada hora trabajada.