Devaluaciones en Chile, Colombia y Brasil. En Argentina sube el «blue»

Las monedas de Chile, Colombia y Brasil están sufriendo una fuerte devaluación en la última semana. En nuestro país el dólar se mantiene estable desde la implantación del «cepo duro», pero el «dólar blue», el que se vende en el mercado informal -en cantidades menores, comparadas al oficial- ha comenzado una suba en los últimos días.

El dólar estadounidense alcanzó ayer miércoles en Colombia un precio histórico al superar los 3.500 pesos, que se explica como una reacción de los mercados a los siete días de huelga general. Este año el peso colombiano se ha devaluado un 6,75% frente a la divisa.

En Chile, los mercados reaccionaron ante la crisis social y la incertidumbre castigando a su moneda, que marcó ayer un nuevo mínimo histórico, al caer a 820 pesos chilenos por dólar. Llegó a sus niveles más bajos, después de más de un mes de las protestas en contra del gobierno de Sebastián Piñera.

En Brasil, el real se devaluó por tercer día consecutivo. Llegó a 4,26 por dólar. Su economía no termina de salir de la recesión, y Bolsonaro ha debido enfriar su decisión de ajustar en el sector público, por el temor a reacciones como las que se están produciendo en la región.

En Argentina, el tipo de cambio oficial, por su parte, retrocedió levemente y cerró por debajo de $ 60, mientras en las ventanillas de bancos y sociedades de bolsa el precio para el minorista fue de $ 62,86. Pero el «blue» pegó un salto hasta los $69 en el mercado informal.

Es necesario no confundir los síntomas con la enfermedad. Por sí mismo, una moneda nacional «devaluada» en relación a otras no es un dato negativo. Los países que se industrializaron rápidamente -entre ellos, China- permanecieron muchos años con una moneda «devaluada». Pero estas caídas en el valor de esas monedas no son fruto de una política deliberada, sino un termómetro que registra los problemas de los países.