Elecciones en Perú: partidos políticos debilitados y fuerza evangélica

Cuando el presidente Martín Vizcarra disolvió el congreso –como AgendAR informó el domingo, esa es una medida prevista en la constitución peruana- había que elegir 130 diputados -la totalidad- para completar los mandatos por 18 meses, hasta las elecciones generales del 2021.

La decisión de Vizcarra fue en general bien recibida por una mayoría de los peruanos, hartos de los escándalos de corrupción. Pero no consiguió vencer la apatía ante los comicios de este domingo 26. Que resultaron en un congreso fragmentado en numerosas bancadas.

Acción Popular -el partido que consiguió más votos- solo sumó un 10,2 %. Vizcarra podrá conseguir aprobar sus reformas anti corrupción si consigue reunir los votos de varias bancadas.

Un resultado significativo para la política peruana ha sido ha sido el debilitamiento de Keiko Fujimori y su partido Fuerza Popular, que sólo consiguió un 7 % de los votos. Eso sólo le daría 12 diputados, de 130. El fujimorismo tenía 73 bancas en el anterior congreso, lo que le permitía bloquear las medidas de Vizcarra, hasta que éste lo disolvió en septiembre del año pasado.

Pero tal vez más importante fue la sorpresa que dio el Frente Popular Agrícola del Perú (Frepap), brazo político de un grupo evangélico, al obtener la tercera bancada mayoritaria con 16 diputados.

«El Frepap ha combinado dos demandas fuertes en el electorado: un discurso anticorrupción y una agenda conservadora; además se trata de una organización que tiene 30 años de actividad en el país», según Alejandro Godoy, magíster en ciencia política por la Universidad Católica de Perú.

El Frepap fue fundado en 1989 por Ezequiel Ataucusi, quien a su vez había creado en 1968 la Asociación Evangélica de la Misión Israelita del Nuevo Pacto Universal (AEMINPU). Se trata de una organización religiosa de tipo mesiánico cuyas creencias son producto de un sincretismo entre la religiosidad de los pueblos andinos combinada con una obediencia estricta a los preceptos del Antiguo Testamento y los 10 mandamientos del cristianismo.

En AgendAR también habíamos anticipado que estas elecciones incorporaban enfrentamientos sobre una temática de género, cada vez más presente en la política latinoamericana: por primera vez aparecían candidatos que se proclaman de la comunidad LGBT, y también muchos abiertamente opuestos, vinculados a iglesias evangélicas.

En 2021, el año del Bicentenario del Perú, habrá elecciones generales.