El fin de mes positivo para valores argentinos en Nueva York: el riesgo país bajó 160 puntos y acciones subieron 10%

Las acciones argentinas que cotizan en Wall Street (los ADRs) registraron alzas en forma casi unánime ayer, martes 31 de marzo. Las acciones de Transportadora Gas del Sur subieron 10,3%, los papeles de BBVA 9,6% y los del Cresud un 9,4%, entre las empresas con mejor performance. Por el contrario, solo IRSA Propiedades Comerciales y Corporación América tuvieron bajas.

Entre los bonos del Estado argentino en dólares, el Bonar 2020 saltaba 4,8%, el Bonar 2024 mejoraba 3,2% y el bono internacional a cien años emitido por Luis Caputo crecía 4,7%. Del mismo modo, los títulos de la deuda pública en pesos mejoraban hasta 7,8%.

De esta manera, el riesgo país bajó 4,10%, a 3.884 puntos, según el índice que elabora el banco J.P. Morgan.

Pero es necesario tomar en cuenta que los valores argentinos, al igual que los mercados accionarios de América Latina, muestran un primer trimestre, el peor en un cuarto de siglo, debido a la propagación del coronavirus.

La mayoría de los países de la región sucumbieron también ante la caída de los precios del crudo, que en el trimestre marcó sus mayores pérdidas en la historia, golpeados por la baja demanda y la guerra de precios desatada entre Arabia Saudita y Rusia.

En Brasil, el índice de acciones Bovespa se contrajo un 29,8% en marzo y un 36,8% en los primeros tres meses del año, su mayor baja trimestral en 25 años. Por su parte, el índice mexicano, si bien ganó un 1,3% en la jornada, acumuló una caída trimestral del 20,5%, la mayor también desde 1995.

Argentina tuvo caídas más fuertes en a fines de 2001 y comienzos de 2002, pero en lo inmediato podemos registrar que las acciones líderes del S&P Merval porteño terminaron marzo con una pérdida del 30,3%.

En resumen: no nos ilusionemos con los números de ayer, ni nos deprimamos por los del «lunes negro» de la otra semana. Los «fundamentals» de nuestro país: mano de obra capacitada, recursos naturales, y una limitada pero real base industrial y tecnológica, son buenos. Es necesario acertar con las políticas adecuadas, pero eso siempre es así.

En cuanto a la «racionalidad» de los mercados financieros, abajo está una ilustración que ya tiene unos cuantos años: