En junio el Estado aportará a los sueldos de 2,7 millones de trabajadores en empresas privadas

En el marco del Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), el gobierno se prepara para pagar los sueldos complementarios de 2.700.000 empleados del sector privado que trabajan en unas 300 mil empresas, según las proyecciones que manejan los funcionarios que integran el comité de evaluación.

Desde el gobierno destacaron que el foco de este programa de asistencia es “proteger empleos y empresas». Se estima que para esta segunda etapa, que será el pago del 50% de los salarios de mayo en los primeros días de junio de manera directa por parte del Estado, habrá un crecimiento de un 20% en la cantidad de empresas y trabajadores que serán cubiertos, en comparación con los totales de abril.

Hubo fuertes críticas, abiertamente en las redes sociales y, en privado, en parte de la dirigencia oficialista sobre el destino de la ayuda estatal, que recibirían el Grupo Clarín, Techint, la Sociedad Rural,… Los responsables del programa han acercado al periodismo un informe oficial que muestra que el 93,4% de las empresas aprobadas en el ATP tienen hasta 25 empleados, mientras que apenas 0,1% de las firmas que lo solicitaron poseen más de 800 trabajadores en su plantilla.

Cabe observar que, siempre según ese informe, las empresas en general pequeñas y medianas que componen ese 93,4% brindan el 39,6% del total de empleo «en blanco». Y las grandes de ese 0,1% emplean el 12,7% del total de los trabajos registrados.

El documento también señala que las empresas que tienen entre 25 y 100 empleados representan el 5,4% del total de beneficiadas por la ATP, en tanto sus trabajadores son al 23,3% del total comprendido en los beneficios. Las firmas de entre 100 y 800 empleados son el 1,2% del total y el 24,4% de los empleados registrados en el programa.

Esas mismas fuentes oficiales indicaron que no existe «discriminación entre empresas grandes y chicas» sino que lo que se busca con estos beneficios es «sostener la producción y el empleo». «El gobierno sabe que una gran empresa tiene un impacto grande sobre un número muy importante de proveedores, en su gran mayoría pymes. No podemos especular si les cayó o no la actividad, y tenemos que actuar homogéneamente por haberles impedido producir».

Revisión para las empresas que no ingresaron al ATP

De las empresas que no calificaron para recibir la ayuda estatal para el pago de salarios, las mismas fuentes indicaron que se están «analizando algunos casos en función de los subsidios que reciben en forma permanente, particularmente en algunos rubros como educación y transporte».

«Estamos trabajando con ambos ministerios de Educación y Transporte para delimitar correctamente el universo que debemos asistir».

El miércoles pasado, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) extendió el plazo de inscripción para la nueva etapa del programa de Asistencia de Emergencia para el Trabajo hasta el martes 26 de mayo.