El precio de los granos exportables repunta: compras de China y debilidad del dólar

Impulsada por la demanda, la soja continúa subiendo en el mercado de Chicago y se encaminaba a cerrar la mejor semana en ocho meses, acercándose a los US$ 320.

«El mercado encuentra sostén en las buenas cifras de exportaciones semanales ya que la mayor parte de esas ventas son a China, a pesar de las recientes tensiones entre ambos países». Esta semana el Departamento de Agricultura de los EE.UU. volvió a informar ventas a destinos desconocidos». Los operadores están convencidos que el comprador es China.

La posición más cercana de la soja sube un 3,7% en la semana, siendo la mayor ganancia desde comienzos de octubre.

La debilidad del dólar también sostiene al maíz, que se encamina a la segunda suba semanal. Pero esta mejora se ve limitada por el buen clima para el desarrollo de los cultivos en Estados Unidos y los amplios stocks. Además, las exportaciones de maíz se ubicaron por de bajo del rango estimado para la campaña 2020/21 y dentro de lo esperado para la campaña 2019/20, generando un efecto neutral.

El trigo también sube y se encamina a cerrar la tercera semana consecutiva con saldo positivo encontrando sostén en la debilidad del dólar.

«Los temores respecto a las condiciones climáticas que podrían afectar la cosecha tanto en Estados Unidos como Rusia, ante pronósticos de elevadas temperaturas en áreas productivas clave siguen brindando sostén».

Las exportaciones de trigo se ubican dentro del rango esperado para ambas campañas, 2019/20 y 2020/21.

Estos son datos cruciales en la coyuntura actual de la economía argentina, ante la deuda externa y la paralización de la mayoría de las actividades -no el agro- provocada por la pandemia. Como señaló el sábado Mauricio Bártoli, de las casi 50 millones de toneladas de soja cosechadas, la mitad está acopiada y otro 20% está “entregada” pero sin precio.

Así, los granos de la oleaginosa que aún están en poder de los productores argentinos valen US$ 12.500 millones. Ese número surge de multiplicar 35 millones de toneladas aún no comercializadas por el valor FOB del producto, que este viernes alcanzó a US$ 347.