Pymes industriales reclaman por las tarifas eléctricas: «Cobran aún cuando no hay consumo»

Dr. Guillermo Siro, Presidente de CEPBA
Dr. Guillermo Siro, Presidente de CEPBA

«Siguen cobrando lo que quieren, no respetan resoluciones del ENRE con excusas, y asfixian al sector productivo» acusó, furioso, el presidente de la Confederación Económica bonaerense (CEPBA), Guillermo Siro.

Desde la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la Argentina (ADIMRA) dijeron: «Nos preocupa que este problema aún no esté resuelto, cuando existe una decisión de (la distribuidora general de energía) Cammesa que pide que se cobre lo consumido realmente».

En la entidad metalúrgica se refieren a facturas actuales que oscilan entre los 100 a 200 mil pesos, durante períodos donde las fábricas estuvieron directamente cerradas o incluso ahora, con baja actividad.

En el mismo sentido, Daniel Rosato, presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), afirmó: «No se puede aceptar el costo fijo de la energía si no hay consumo, ya que sin producir o en situaciones como la actual, representa un costo tremendo. Pretendemos que se elimine el cargo fijo; sería una medida muy importante porque no es justo afrontar facturas por consumos no realizados».

Precisamente, para IPA, este es uno de los cuatro principales problemas de las pequeñas y medianas empresas. «Las distribuidoras y generadoras deben cobrar por el consumo, y no está claro el parámetro. Esto genera grandes perjuicios sobre las pymes».

La directiva de CAMIMA (Cámara de la Pequeña y Mediana Industria Metalúrgica Argentina), Rita Cosentino, sostuvo que » Edenor y Edesur realizan estimaciones de consumos por bimestres anteriores, distorsionando casos. Seguimos con la tarifa de energía por potencia contratada, y hay empresas que pagan y aún no están habilitadas».

Norberto Fermani (titular de la cámara de ópticos) dijo que «las distribuidoras cobran energÍa como en un mundo ideal; las facturas llegan con montos tremendos por contratos prepandema, y no por lo consumido».

En AgendAR señalamos que las empresas eléctricas siguen amortizando sus inversiones a través de las tarifas, se use la energía o no. Para ellas la pandemia no existe en sus cálculos. Y si el Ente Regulador no se impone, lo seguirán haciendo, también en los consumos domiciliarios.