Argentina controló el brote de sarampión y nuevamente está libre de esa enfermedad

El ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, anunció ayer que, tras pasar más de 12 semanas sin casos de sarampión, se da por concluido el brote de esta enfermedad que había comenzado a fines de agosto del año pasado. De esta manera, Argentina logró mantener la condición del país libre de sarampión.

Si bien gracias a la vacunación sostenida, Argentina había eliminado el virus de sarampión y no presentaba casos autóctonos desde el año 2000, a fines de agosto de 2019 se inició en el país el brote más extenso de sarampión desde que se logró la eliminación de la circulación endémica, con 179 casos confirmados y una defunción

La estrategia consistió en fortalecer la vacunación, para lo que se adquirieron 7.790.000 dosis adicionales; mejorar la vigilancia epidemiológica y la respuesta rápida ante los casos llevada a cabo por equipos capacitados durante el brote. Todo eso permitió que durante más de tres meses no haya casos confirmados de sarampión.

“Tenemos que estar muy contentos por interrumpir el brote y mantener el estatus que íbamos a perder”, expresó el ministro y agregó que ahora queda cumplir con otros objetivos como aumentar las coberturas de vacunación, en el contexto actual de pandemia de COVID-19.

El ministro agradeció a todos los equipos de salud y a las sociedades científicas que trabajaron para interrumpir la transmisión de esta enfermedad.

Recomendaciones sanitarias:

La Comisión Nacional para la Certificación de la Eliminación del Sarampión, la Rubéola y el Síndrome de Rubéola Congénita, en la órbita del Ministerio, recomienda por lo tanto suspender las estrategias de vacunación con doble o triple viral en niños de 6 a 11 meses y recupero de dosis de la Campaña 2018 en niños de 13 meses a 4 años que no la hubieran recibido como así también la de residentes argentinos que viajen al Área Metropolitana de Buenos Aires, aunque sostiene que debe mantenerse la estrategia de completar esquemas.

De todos modos, debido a que se observa una reducción en las coberturas vacunales debido al contexto de la pandemia por COVID-19 recomienda a las jurisdicciones “realizar un análisis de acúmulo de susceptibles tanto para la primera como para la segunda dosis de triple viral”.

En ese sentido, el Ministerio de Salud de la Nación se propone continuar con las acciones para subir los porcentajes de coberturas; sostener la vacunación y el sistema de vigilancia sensible durante la pandemia; mejorar los procesos como la calidad del registro y la georreferenciación; y monitorear la situación regional.