3.300.000 argentinos compraron dólares en junio: el ahorro que no es inversión. Una sugerencia

Sigue creciendo la compra «hormiga». Y aunque éste no es el motivo de los frecuentes «saltos» en el precio del dólar fuera del mercado oficial, expresa una tendencia en la sociedad que no puede, ni debe, ser ignorada. El Banco Central informó que alrededor de 3.300.000 personas compraron dólares en junio para ahorro, un incremento de 37% con respecto a mayo.

Según el informe «Evolución del Mercado de Cambios y Balance Cambiario» dado a conocer por el BCRA, la compra promedio per cápita se ubicó por debajo del cupo mensual permitido de u$s 200, al llegar a u$s 193.

Las «personas humanas» compraron moneda extranjera por u$s 778 millones, en su mayor parte para atesoramiento (u$s 618 millones). Los gastos efectuados con tarjetas por consumos en el exterior fueron unos u$s 110 millones, una caída de 72% interanual, en el marco del cierre de fronteras».

La cantidad de personas que optan por adquirir dólares crece de manera sostenida. En abril la cifra había sido de 1.200.000, mientras que en mayo había saltado a 2.400.000.

Además, el análisis del Banco Central indicó que en junio se realizaron transferencias de fondos a cuentas propias en el exterior por u$s 33 millones, «mayormente contra débitos en cuentas locales en moneda extranjera con efecto neutro en el resultado del mercado de cambios».

Observaciones de AgendAR

En este portal ya hemos señalado el hecho -por otra parte obvio- que la pasión argentina por el dólar se debe a que no hay otros instrumentos de ahorro de fácil realización al alcance de los pequeños ahorristas. Es necesario crearlos, pero crear la confianza y la costumbre lleva tiempo.

Tal vez, si el Banco Central emitiese valores referenciados en el precio del oro -por pequeñas cantidades, o se transforman en una apuesta riesgosa por parte del Estado- es posible que la atracción del metal pueda apartar a bastantes argentinos de su fascinación por el dólar.