Encuesta global sobre la confianza en las vacunas: el resultado asusta más que los virus

Los últimos años el debate sobre las vacunas ha crecido, impulsado por el movimiento antivacunas. En países como Corea del Sur, Indonesia, Pakistán y Polonia, la confianza en las vacunas ha disminuido en los últimos años, según un estudio publicado en la prestigiosa revista médica The Lancet.

Aunque el apoyo a las vacunas en Europa sigue siendo bajo en comparación con otras regiones, hay indicios de que la confianza está aumentando en Finlandia, Francia, Italia, Irlanda y el Reino Unido, según el informe.

Los autores dijeron que creen que su investigación, basada en más de 284.000 adultos encuestados en 149 países entre 2015 y 2019, es la mayor iniciativa hasta la fecha para medir la fe mundial en las vacunas.

La inestabilidad política y el extremismo religioso en varias naciones están alimentando el escepticismo, mientras que la difusión de información falsa amenaza con interrumpir programas de vacunación en todo el mundo, reveló el estudio. La disminución de la confianza puede provocar retrasos y disuadir a las personas de vacunarse, lo que contribuye a brotes de enfermedades como el sarampión, la poliomielitis y la meningitis.

“Ha sido muy volátil”, dijo en una entrevista Heidi Larson, profesora de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, quien dirigió la investigación. El informe puede ayudar a determinar “dónde se va a necesitar más preparación y refuerzo de la confianza en las vacunas contra el covid”.

El número de personas que están en total desacuerdo con que las vacunas son seguras aumentó significativamente en seis países, incluidos Azerbaiyán, Afganistán y Serbia, según los hallazgos. En Filipinas, preocupaciones en torno a una vacuna contra el dengue desencadenaron una fuerte pérdida de fe que también pareció afectar la aceptación de las vacunas de rutina, según la investigación.

USA, Polonia y Francia

En Polonia, un movimiento organizado contra las vacunas redujo el porcentaje de personas que están totalmente de acuerdo en que las inoculaciones son seguras de 64% en 2018 a 53% en 2019, escribieron los autores. Sin embargo, en Francia, donde la confianza en las vacunas ha sido baja, aumentó de 22% a 30% en el mismo período.

El apoyo ha aumentado en EE.UU., donde más personas se han manifestado en contra de los movimientos anti vacunas, según Larson. Aun así, a medida que los desarrolladores se apresuran a crear una vacuna contra el covid-19, nuevas encuestas han revelado dudas en el país y otras partes del mundo. En una encuesta que realizó Gallup el mes pasado, alrededor de un tercio de los estadounidenses dijo que no se vacunaría cuando haya disponibilidad.

Una observación de AgendAR:

No encontramos nada sorprendente en los resultados de estas encuestas. En demasiados ámbitos -no sólo el sanitario- se puede apreciar el crecimiento de la irracionalidad, así como la insensibilidad de las burocracias que administras un «conocimiento técnico» sin conocimiento ni empatía con los intereses y preocupaciones de gran parte de la población.