5 tecnologías para la cadena de suministros del mañana. Que la pandemia nos las acerca para hoy

La pandemia de COVID-19 está obligando a los fabricantes, proveedores y distribuidores de todo el mundo a revisar sus estrategias de cadena de suministro global y acelerar la adopción de tecnologías digitales para crear nuevas ofertas de productos, servicios y modelos comerciales disruptivos, indica la firma transnacional Global Data.

El cierre forzoso de fábricas, las interrupciones en las rutas de entrega y los centros logísticos, junto con la evolución del comportamiento del cliente, son factores que están impulsando a las empresas a implementar tecnologías digitales. Y unas son más conocidas y utilizadas que otras:

Inteligencia Artificial

Al aprovechar la inteligencia artificial (IA), las empresas pueden optimizar la brecha de oferta y demanda, automatizar la toma de decisiones, canalizar los requisitos del almacén, identificar a los consumidores objetivo y brindar una mayor visibilidad en el tiempo de suministro desde el pedido hasta la entrega. Una de las empresas que sobresale es Blue Yonder, que recientemente lanzó Luminate una plataforma de cumplimiento digital de extremo a extremo impulsada por inteligencia artificial para fabricantes y minoristas, permitiendo a las empresas gestionar completamente su cadena de suministro con planificación, visibilidad e improvisación optimizadas.

Por ejemplo, un modelo de IA optimizado para la venta al consumidor reacciona instantáneamente a nuevas situaciones, eliminando la necesidad de correcciones manuales; el sistema diferencia automáticamente matices entre ubicaciones como zonas suburbanas con mayor demanda y destinos de vacaciones, donde la demanda se comporta de otra manera.

Big Data

Core-Mark, uno de los mayores comercializadores de alimentos, productos frescos y soluciones de suministro de línea amplia para tiendas de conveniencia en EE. UU. y Canadá, impulsado por el software Blue Yonder, utiliza un enfoque de tres puntos para el análisis de datos.  Se trata de un desarrollo de SmartSet, SmartStock y planogramas personalizados para determinar la mejor combinación de variedad y utilización del espacio para cada tienda. Es un ejemplo para el uso de analítica de supply chain en todas las industrias, la cual, se está volviendo clave para mejorar la efectividad operativa al permitir decisiones basadas en datos en todos los niveles.

Blockchain

Proporciona un registro de transacciones abierto, a prueba de manipulaciones, y a su vez, aumenta la precisión y la eficiencia de los sistemas de la cadena de suministro. VeChain, desarrollador de blockchain con sede en Shanghai, lanzó una solución de seguridad alimentaria “ToolChain” para mejorar la transparencia de un extremo a otro en las cadenas de suministro de alimentos. Esta plataforma Blockchain-as-a-Service (BaaS) mejora la trazabilidad alimentaria de la cadena de suministro en medio de las crecientes preocupaciones sobre la seguridad alimentaria tras el brote de COVID-19.

Digital Twins

Se trata de un concepto menos conocido en Latinoamérica y que aclara GlobalData: esta herramienta permite la representación digital de la cadena de suministro real de una empresa, que se puede aprovechar para optimizar y gestionar las cadenas de suministro y las estrategias comerciales. La empresa de logística global con sede en Alemania DHL creó un almacén gemelo digital, que recibe datos en tiempo real del almacén físico y realiza un seguimiento continuo del rendimiento para identificar las soluciones de almacenamiento óptimas.

Robótica

Los robots en las cadenas de suministro juegan un papel vital en una amplia gama de aplicaciones más allá de la transferencia básica de objetos. Por ejemplo, un diseñador y fabricante de robots en Singapur, ha introducido un sistema de clasificación de robots para permitir que las empresas minoristas, de bienes de consumo y de comercio electrónico gestionen las redes de distribución.

Las repercusiones de COVID-19 han puesto de relieve una vez más la necesidad de cadenas de suministro más resistentes en una economía altamente globalizada. Las empresas están incorporando soluciones adaptables y escalables en sus cadenas de suministro para maximizar el valor del cliente, mientras mejoran la ventaja competitiva para seguir siendo relevantes en estos tiempos de incertidumbre.

Estas tecnologías ya se estaban usando en las grandes cadenas en los países desarrollados. La pandemia nos oblica a considerarlas en nuestro país. Y hay un elemento favorable: las herramientas informáticas son mucho más económicas, en promedio, que las físicas. Y la Argentina tiene muy buenos desarrolladores.