Darío Martínez y Scioli con el ministro de Energía de Brasil, por el gasoducto Vaca Muerta-Porto Alegre

El Secretario de Energía, Darío Martínez, concretó ayer martes 29 la videoconferencia con su par de Brasil, Bento Albuquerque, para analizar la posibilidad de construir gasoductos que conecten Vaca Muerta con la ciudad de Porto Alegre. Junto al ministro de Energía brasileño estuvo el embajador Daniel Scioli, quien organizó el encuentro.

Albuquerque, Scioli y Martínez coincidieron en la necesidad de profundizar la integración energética entre ambos países como salto cualitativo en la relación bilateral.

Scioli puso énfasis en las oportunidades de integración en el sector del petróleo y el gas con los yacimientos de Vaca Muerta en Argentina y Pre-Sal (yacimiento petrolero en Brasil). Durante la reunión, se conversó acerca de los avances en el proyecto del gasoducto Uruguayana – Porto Alegre, que se unirá a los gasoductos proyectados en nuestro país para unir Vaca Muerta con la frontera brasileña.

Martínez destacó la necesidad de que “esta mesa binacional de trabajo no sea una excepción sino que sea algo permanente, para el desarrollo tanto del pueblo brasileño como del argentino”.

“En petróleo y gas, así como nosotros tenemos experiencia en los no convencionales, y ustedes en la exploración off shore, sería importante compartir ambas experiencias, para hacer más viables los desarrollos tanto para Argentina como para Brasil”.

Proyecto gasoducto Vaca Muerta Brasil, según la consultora Wood Mackenzie.

El gasoducto proyectado tendría una trayecto de 2.400 kilómetros de extensión, incluidos algunos tramos ya en uso. Esa megaobra costará casi u$s5.000 millones y ya está en estudio de viabilidad. El plan inicial prevé el tendido de 1.430 kilómetros desde Neuquén hasta la frontera con Brasil, en Uruguayana, y otros 600 kilómetros desde allí hasta Porto Alegre, donde se conecta con la red de distribución de gas del sur brasileño.

Concretar la conexión demandará como mínimo tres años. La inversión rondará los u$s 3.700 millones para Argentina y otros u$s 1.200 millones para Brasil.

El secretario de Energía argentino agregó que próximamente anunciará un plan de estímulo a la producción de gas y que se van a estudiar“los mecanismos posibles para la evacuación de la producción de ese gas hacia Brasil”.

“Tenemos que ser respetuosos de la visión federal que tiene nuestro gobierno. Trabajaremos las propuestas con la opinión de las provincias en las que queramos avanzar con los proyectos energéticos”.