Siguen los incendios en 14 provincias argentinas

El Ministerio de Ambiente confirmó que en 14 provincias argentinas se registran 49 focos de incendio en zonas rurales y boscosas, 23 de los cuales permanecen activos mientras que el resto está controlado. Las provincias más afectadas son Jujuy y Córdoba, adonde el ministro Juan Cabandié viajó para recorrer las zonas en la que trabajan brigadistas y personal de Bomberos.

Según el último ínforme a la fecha del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF) -cliquear aquí para acceder- Córdoba recibió un fuerte despliegue para combatir el desastre que se vive desde hace 12 días: 7 aviones, seis de los cuales son hidrantes; brigadistas y personal dependiente del Ministerio de Seguridad que solicitó bomberos de todo el país para sumarse al operativo.

Los brigadistas que llegarán sentarán base en la localidad de La Falda y desde ahí se trasladarán a los sitios donde sean requeridos. En tanto, los bomberos desplegados desde hace días combatieron el fuego durante toda la noche y esta madrugada en decenas de hectáreas de distintas localidades, para evitar el reinicio de las llamas.

“El 95% de los incendios forestales son producidos por intervenciones humanas, siendo dentro de estos los principales escenarios la preparación de áreas de pastoreo con fuego; fogatas y colillas de cigarrillos mal apagadas y el abandono de tierras”, destacó el informe del SNMF.

Los factores que favorecen la propagación son “la falta de lluvias, las temperaturas elevadas, el bajo porcentaje de humedad, las heladas constantes y los vientos fuertes” en esa zonas, añadió.

El SNMF precisó las cantidades de focos ígneos en cada provincia: Córdoba, el fuego llegó a 18 localidades y en su mayoría está contenido; Jujuy 10, tres de los cuales están activos; y Catamarca, 8.

En Entre Ríos hay 2 zonas afectadas, al igual que en Corrientes, Chaco y San Luis. En esta última provincia, los incendios forestales continúan con grandes focos activos. La acción del viento que registra más de 50 kilómetros por hora no permite la intervención del avión hidrante, por lo que bomberos y brigadistas se ven expuestos a redoblar el esfuerzo para contener los distintos frentes de fuego que amenazan zonas urbanas cercanas a la capital provincial.

Salta registró incendios en cinco localidades y como todos están activos se reforzaron las tareas de combate. Algo similar ocurre en Tucumán, que tiene la misma cantidad de zonas afectadas aunque dos de ellas están controladas.

Santa Fe registra fuego en las islas del Delta del Paraná, la provincia de Buenos Aires en Zárate, y La Rioja, Corrientes, Misiones y Santiago del Estero también tienen solo una zona afectada.

La provincia de Chaco anunció la llegada de un avión hidrante para trabajar en los incendios forestales y periurbanos que están causando estragos en varios vastos sectores. La secretaria de Desarrollo Territorial y Ambiente de Chaco, Marta Soneira, dijo haber planteado la situación al ministro Cabandié, para «contar con el avión hidrante de la Nación que se encuentra en Misiones».

La funcionaria afirmó que la situación en la provincia es «muy compleja» y que a la fecha se registran 604 focos de calor en todo el territorio provincial. También dijo que se está trabajando «en un esquema paralelo con contrataciones a una de las empresas que alquila aviones al Plan Nacional de Manejo del Fuego, que tiene sede en Corrientes, para incorporar, a fin de de octubre, una aeronave que tendrá como asiento el aeropuerto de Sáenz Peña».

Luego señaló que el gobierno nacional «destinó muchos de los recursos en la provincia de Córdoba, donde se registra una catástrofe ambiental de magnitudes muy importantes, por lo que la prioridad es ese lugar».