La Universidad de Rosario quiere instalar una base en el Delta del Paraná, investigando los incendios

La Universidad Nacional de Rosario avanzará en los próximos días con la instalación de una base de investigación científica contra incendios en el Delta del Paraná, pese a la controversia generada por un decreto de la municipalidad entrerriana de Victoria que prohibió la circulación en la zona.

La polémica aparece porque la sede de monitoreo de la UNR se localizará en un predio de esa provincia cedido a la comuna rosarina.

Así lo afirmó el rector de la UNR, Franco Bartolacci. En diálogo con radio Dos, consideró «insólito que dediquen tiempo a notificar a la Universidad que quiere hacer un aporte con una base para terminar con las quemas y cuidar los humedales, y no a perseguir a quienes hacen las quemas» en las islas entrerrianas.

El último 2 de octubre, autoridades de la universidad y del municipio rosarino firmaron un convenio para instalar un centro experimental de investigación científica en la reserva Los Tres Cerros (del legado del filántropo Carlos Deliot) que pertenece a la ciudad de Rosario, en las islas ubicadas en jurisdicción de Victoria, Entre Ríos.

La base científica servirá como sede de los equipos de investigación de la UNR que trabajen la problemática ambiental del delta del Paraná, para analizar posibles focos de incendios y la calidad del aire, entre otras acciones. La zona donde se instalará la base comprende 2.204 hectáreas, ubicadas en la isla El Charigüé.

El municipio de Victoria, que tiene jurisdicción sobre las islas, decretó días atrás la emergencia ambiental en esa zona y prohibió la circulación de personas.