¡Ahí vienen los robots! Pero no son los de Asimov

Un robot que sirve como guardián para controlar la distancia social de los visitantes de un parque en Singapur, para arrear ovejas en Nueva Zelanda o para alentar a un equipo de béisbol en Japón, el «perro» robot Spot logró demostrar sus capacidades en las tareas más diversas.

Ahora, el cuadrúpedo creado por Boston Dynamics recorre la planta nuclear de Chernobyl como parte de una serie de pruebas de equipos para explorar la zona de exclusión en Prípiat, Ucrania.

Spot es un ágil robot cuadrúpedo que fue desarrollado para recorrer entornos industriales, equipado con cámarassensoresconectividad inalámbrica y un brazo robótico para realizar diversas tareas. De esta forma, un grupo de ingenieros e investigadores de la Universidad de Bristol evalúa el equipo de Boston Dynamics para analizar el nivel de radiactividad en la zona, junto a otros sistemas robóticos y drones.

Este video de 2 minutos y medio de la TV ucraniana, con subtítulos en inglés, nos muestra su tarea:

 

Spot se encargará de registrar imágenes en 3D para realizar un mapa con el nivel de radiactividad en las zonas cercanas a la planta de Chernobyl, de acuerdo al reporte del sitio ucraniano de noticias Ukrinform.

Después de varios años de desarrollo, Boston Dynamics puso a la venta a Spot, que puede subir escaleras y adaptarse a cualquier tipo de terreno, por 74.500 dólares. En su versión final, las prestaciones del robot se enfocan a la recopilación de datos y a la topografía, y ha sido utilizado para crear mapas en 3D y para detectar fallas de máquinas en las plataformas petroleras que se encuentran en mitad del mar.

Pero no tendrá las Tres Leyes de la Robótica, que imaginó Isaac Asimov. Es una herramienta muy útil y muy cara, pero sólo una herramienta.

Los «robots» Pepper, que, junto con Spot, son la hinchada de un equipo japonés en pandemia