Comercializarán equipos para convertir los buses de motor de combustión a eléctricos

La empresa se inició en el rubro de la electromovilidad en Argentina en el año 2007, promocionando distintos tipos de vehículos eléctricos. Ahora se embarca en nuevos proyectos que involucra el transporte público y pesado.

Omar García, Vicepresidente de Lucky Lion, comenta: «Acompañamos y apoyamos la iniciativa del gobierno Nacional para fomentar el desarrollo local de buses eléctricos porque nuestro país tiene todo el potencial y capacidad productiva, de diseño e ingeniería sumado al recurso natural del litio».

«Convocamos a especialistas en la materia, formamos un equipo de trabajo y tomamos la decisión de desarrollar una unidad de negocio de buses; con la importación y línea de desarrollo de los kits para fabricarlos y/o convertir buses de combustión a eléctricos», dijo.

Ampliando sobre el proyecto el ejecutivo explica que «nuestro interés es que se reabran las fábricas carroceras nacionales, que puedan crearse nuevas fábricas de buses, nuevos talleres de conversión a eléctricos para reactivar este sector; generar mano de obra calificada, sustituir importaciones y abastecer el mercado interno».

El kit de 250 Kw max de potencia y 3000 N.m es versátil y permite convertir cualquier bus de transporte urbano a partir de 17 toneladas corta, media y larga distancia a eléctrico, como camiones de carga.

Su pack de baterías de litio y cargador permite una autonomía mínima de 200 km.

«Uno de nuestros objetivos es brindar solución inmediata de equipamiento, know how, transferencia real de tecnología, capacitación constante y asistencia técnica para los nuevos fabricantes de buses eléctricos nacionales», concluyó García.