El INDEC arranca con el Censo Económico

Este lunes 30/11 el Indec da comienzo a un censo económico, el primero en 15 años. Los censos en la Argentina son obligatorios, y  éste será digital. Por lo tanto las empresas tendrán que ir a la página web del organismo para inscribirse. Pero tendrán que hacerlo en distintas etapas, según su naturaleza.

El censo irá abarcando a las personas jurídicas y luego a aquellos que trabajen en forma autónoma o monotributista. De ese modo el organismo busca relevar todas las unidades empresarias de la economía sean personas físicas o jurídicas (grandes empresas, fundaciones u ONG).

La primera etapa, hasta marzo, será obligatoria para las personas jurídicas. Después vendrán los autónomos y finalmente los monotributistas. Estos finalizarán en junio. Será un censo corto con una lista de entre 14 y 17 preguntas a responder.

“Un censo económico no sólo es de utilidad para el sector público sino también es clave para el sector privado porque permite saber cuáles son los sectores más dinámicos y las regiones donde tal vez estén sus proveedores para hacer inversiones”, explica Marco Lavagna, jefe del Indec. “Permite además planificar cuáles son los sectores que más crecen, los que menos, quienes demandan más empleo y qué tipo de empleo. Es información estratégica que una empresa puede aprovecharla bien”.

La última vez que en Argentina se hizo un censo económico fue en 2004. “Demoró cinco años en procesarse y se necesitaron 15.000 personas en la calle”, recordó Lavagna.

El censo actual tendrá dos pasos. El empadronamiento, donde una persona que desarrolla una actividad se anotará. Luego deberá contestar entre 14 y 17 preguntas básicas donde el objetivo es caracterizar la unidad económica en la que se desempeña. Todo será digital y es la primera gran diferencia respecto de 2005.

La segunda diferencia con el ejercicio de 2005 es que en este caso el Indec no relevará sólo negocios o empresas en particular. “Acá estamos yendo también a autónomos o monotributistas con lo cual el universo es más grande”. Se calcula que el Indec relevará unos 6,5 millones de CUIT para empadronar. “Esto nos permite velocidad, procesar más rápido y reducción de costos”.

El censo es obligatorio. Las empresas o personas que no lo hagan no podrán completar trámites claves hacia adelante. ”Se enviarán 300.000 mails por semana invitando que respondan el censo”, explica Lavagna. “No queremos que se llegue al punto de que se les diga a las empresas de que porque no hicieron el censo no podrán completar tal o cual trámite. Queremos concientizar la utilidad de hacer un buen censo no sólo para el servicio del sector público sino también porque es clave para el sector privado saber los sectores más dinámicos y las regiones donde están sus proveedores para hacer inversiones”.