El Gobierno y el Consejo Agroindustrial anuncian avances en un acuerdo para estimular exportaciones

Como ha venido informando AgendAR en este año de pandemia, un sector muy importante de los empresarios rurales y de las exportadoras, agrupado en el el Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) decidió apostar al diálogo con el gobierno, a pesar de la «grieta». Ayer se dieron algunos pasos más en este camino.

El proyecto de Ley sobre Fomento al Desarrollo Agroindustrial que el Gobierno y  vienen desarrollando de manera conjunta quedará para el 2021. Así lo dispusieron en la reunión de ayer del equipo económico encabezado por el ministro Martín Guzmán con los representantes del sector agroindustrial.

Desde ambos lados destacaron que hubo importantes avances en varios puntos que estaban incluidos en el proyecto de ley, En primer lugar, el Gobierno publicará un documento para la simplificación de las exportaciones.

Son 34 medidas que la administración de Alberto Fernández se compromete a modificar, incluyendo disposiciones de la Aduana Argentina, la Administración Federal de ingresos Públicos (AFIP), el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y Prefectura. Los procesos de cambios se harán en los próximos meses.

Según el comunicado enviado desde el Ministerio de Economía, esta agenda de simplificación es un paso muy relevante hacia una modalidad de trabajo permanente en la medida que nuevas problemáticas se incorporen, por el entorno cambiante e innovador del comercio exterior argentino.

También se acordó también hacer públicas los problemas identificados, los organismos a cargo de las áreas correspondientes y las fechas tentativas para alcanzar una solución.

“La solución de estas problemáticas posibilitará ahorro de costos al sector exportador, optimización de tiempos y federalización de la actividad exportadora. Las herramientas para lograr estos objetivos vienen de la mano de la simplificación de trámites y posterior digitalización mediante el desarrollo de sistemas”, remarcó el texto enviado por el Ministerio que conduce Guzmán.

También avanzaron en la desgravación del Impuesto a las Ganancias sobre la compra de los principales insumos para el agro, como son semillas y fertilizantes, algo que ya se venía trabajando desde hace tiempo.

“Estas cosas puntuales irán saliendo de a poco, sin grandes anuncios”, remarcó Jorge Chemes, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), quien fue uno de los representantes del campo junto al presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, José Martins; el coordinador de la Mesa Nacional de las Carnes, Dardo Chiesa; el presidente de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), Gustavo Idigoras, entre otros.

“No estamos conformes porque queremos mucho más de lo que planteamos” dijo Chemes. “Es esto o nada», agregó el dirigente rural.

Del encuentro, que se realizó en el salón Belgrano del Palacio de Hacienda además participaron por el lado del Gobierno la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca; los ministros de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; y de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra; el presidente del BCRA, Miguel Pesce y la titular de AFIP, Mercedes Marcó del Pont, entre otros funcionarios.

También acordaron entre el Gobierno y los representantes de la agroindustria en lograr par el año que viene beneficios en economías regionales y pesca e ir hacia una nueva ley de biocombustibles que se vence en mayo de 2021.