El gobierno rebaja y elimina retenciones a 3.600 categorías de productos industriales

El ministerio de Desarrollo hizo mesas con empresarios durante todo el año 2020

El Gobierno cerró el año con una amplia modificación del esquema de derechos de exportación de productos industriales: la alícuota será inversamente proporcional al valor que se incorpore al producto exportado. Es decir, que a mayor valor agregado menos se pagará en concepto de retenciones. Una medida que apunta a romper la tenaza que limita el desarrollo de la industria en Argentina: consumir más divisas en importaciones que las que gana exportando.

Estas modificaciones son la continuidad del proceso iniciado en octubre, a través del decreto 789/20 que bajó los derechos de exportación a 5.125 posiciones arancelarias industriales y se complementa hoy con el recorte a de 3.641 posiciones, mediante el decreto 1060/20 que además eliminó las retenciones a las exportaciones de productos de las economías regionales (ver nota sobre esta otra decisión en este portal).

Ayer, 1 de enero de 2021, vencía lo dispuesto por el decreto 793/18 dictado por el gobierno de Macri el 3 de septiembre de 2018. Ahí se fijó Derechos de Exportación adicionales del 12%, con un tope de $ 3 o $ 4 por cada dólar, a la exportación para consumo de todas las mercaderías comprendidas en las posiciones arancelarias de la Nomenclatura Común del Mercosur (NCM).

Con el decreto publicado este jueves 31 en el Boletín Oficial se cambia el esquema modificando los Derechos de Exportación “base”, unificando todo en una alícuota que será acorde al grado de agregación de valor del producto exportado.

“El esquema pensado para la industria manufacturera es que a más agregación de valor, menos retenciones. Lo cual ordena los incentivos de política industrial aún en medio de las restricciones que enfrenta nuestra economía”, explicaron fuentes oficiales.

En el Gobierno son conscientes de que la restricción de dólares continúa, y que para poner en marcha la producción se necesita importar insumos y bienes de capital, pero al mismo tiempo es un objetivo central poner en marcha el aparato productivo en 2021. Ese fue el objetivo inicial que la pandemia trastocó profundamente.

Con estas nuevas alícuotas, se incentiva la exportación, modificando el esquema de retenciones de pesos sobre dólar exportado, que podrían incentivar presiones devaluatorias y erosionar la capacidad fiscal. “Ahora pasamos a un esquema de base porcentual que, en el camino a un esquema de 0% de derechos de exportación para la industria manufacturera, hoy deja establecidos los incentivos, según la agregación de valor. Es un paso más en el camino iniciado”.

Con el nuevo esquema dispuesto por el decreto 1060/20, los Derechos de Exportación para las mercaderías de origen industrial quedan así:

  • Para bienes finales industriales, se reduce a 0% el Derechos de Exportación. En el decreto de hoy bajan al 0% 54 posiciones, que no vencían, pero el Ministerio de Desarrollo Productivo decidió corregir.
  • Para insumos elaborados industriales, 1.092 posiciones arancelarias bajan al 3%, complementando lo iniciado en el decreto de octubre.
  • Para las materias primas industriales e insumos básicos industriales, la alícuota queda en 4,5%. Este porcentaje es el mismo número que en promedio tuvieron durante todo 2020, según el esquema anterior. Es decir, que se mantiene igual, no suben ni bajan.

A lo largo del año, el Ministerio de Desarrollo Productivo llevó adelante reuniones en el marco de distintas mesas sectoriales para establecer medidas concretas. Desde ese ministerio se dijo que “las modificaciones incluidas hoy de posiciones que bajan al 3% y al 0% recogen el trabajo e ida y vuelta mantenido en las mesas del Acuerdo Económico y Social en donde sectores del gobierno vienen teniendo encuentros periódicos con empresarios y trabajadores de distintos rubros. Aprovechamos está oportunidad para incluir modificaciones consensuadas con los sectores”.