El maíz subió más de un 70% (en dólares) en 8 meses

El precio de la tonelada de maíz trepó 1,4% (u$s2,80) ayer miércoles hasta los u$s 206,40, el valor más elevado desde desde junio de 2013 en el Mercado de Chicago. Así, acumuló una suba del 71,6% en los últimos ocho meses.

«Los aparentemente interminables recortes del USDA (Departamento de Agricultura de EEUU) a los suministros de G&O (granos y semillas oleaginosas) continuaron este mes, y con los depósitos de soja y maíz particularmente vacíos, parece sólo una cuestión de tiempo antes de que los recortes se desplacen a la demanda», dijo la entidad financiera Rabobank en una nota.

La previsión de cosecha para Argentina se ubicó en 360,2 millones de toneladas, 8,3 millones menos que las calculadas en diciembre y 7,4 millones de toneladas por debajo de lo estimado por los operadores.

«No se veía semejante baja en las proyecciones de maíz de noviembre a enero desde 1974», señaló la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Además, la entidad bursátil marcó que «la industria de los biocombustibles estadounidense presiona con fuerza para que el presidente electo Joe Biden reduzca las exenciones de corte a las refinerías pequeñas, dando más lugar a los biocombustibles, y por lo tanto a la demanda de maíz. De esta manera, se apuntalarían aún más los precios».

Por el contrario, la tonelada de soja cayó un 0,8% (u$s 4) hasta los u$s 518,60, por una toma de ganancias de los fondos de inversión, tras las fuertes subas que se produjeron en la jornada previa.

El martes el poroto de soja había registrado una suba de más de u$s 17 hasta los u$s522,50 la tonelada, tras que el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) estimara un recorte de un millón de toneladas en la producción de Argentina hasta las 112,5 millones de toneladas.

Sus subproductos acompañaron la baja de esta rueda, con un retroceso del 1,9% (u$s 9,70) en el valor de la harina hasta los u$s 509,70 la tonelada, mientras que el aceite cayó 1% (u$s 9,90) para concluir la jornada a u$s 940,90 la tonelada.

Por último, el trigo descendió 0,9% (u$s 2,10) y se posicionó en u$s 242,20 la tonelada, tras el cierre de posiciones por parte de los fondos especulativos.

No hace falta agregar que los productores locales, y sobre todo las exportadores, han aprendido a cubrirse de estos vaivenes del mercado. Y que, por supuesto, estos son muy buenos precios, aún para un agro que tiene dolarizados los costos de la mayoría de sus insumos.