Rappi: delivery de comida y banco digital. Desarrollos en la «economía de plataformas»

Los datos que reunió en el reparto de pizzas y helados, le sirvieron para crear el Rappi Bank. Aplicaciones de la «Big Data»

La colombiana Rappi, una de las más populares plataformas de delivery, creó su propio banco digital para ofrecer servicios financieros a comercios y clientes. Se llama RappiBank y estará asociada a su propia app de pedidos online, desde la cual también se podrá pagar, gestionar tarjetas de crédito y prepagas y solicitar préstamos.

La incursión de las aplicaciones en el mercado financiero no es sorprendente. Las grandes plataformas tienen a su disposición una enorme cantidad de información de sus clientes en función de las compras que efectúan: ticket, gastos promedio, medios de pago, hábitos y hasta horarios.

El uso habitual es ofrecer promociones y descuentos. Desde ese piso es factible escalar con la oferta de otros servicios (créditos, plazos fijos, depósitos y tarjetas, por ejemplo), usando esa información acumulada para evaluar el riesgo. Las empresas aseguran que parte de su evolución «natural» es ir sumando nuevas funciones y servicios, principalmente medios de pagos móviles.

En la Argentina, la principal rival de Rappi, PedidosYa, acaba de incorporar PedidosYa Pay, su nueva billetera digital desde la cual el usuario puede asociar sus tarjetas para abonar las compras. Lo de Rappi es más audaz. Es un banco digital integrado a la app, que opera bajo las mismas regulaciones de un banco tradicional de cada país y «el objetivo es que sea uno de los cuatro íconos en la pantalla principal», explicó Sérgio Saraiva, presidente de Rappi en Brasil.

Con RappiBank, la empresa avanza en el concepto de «súper aplicación», un modelo inspirado en WeChat, la app de mensajería creada por la china Tencent y que se convirtió en un ecosistema multipropósito de servicios, con llamada gratis, pagos móviles (WeChat Pay), redes sociales, navegador, tarjetas de crédito y videojuegos (WeChat Games). Lanzada hace 10 años, la plataforma tiene hoy más de 1.100 millones de usuarios activos. El objetivo de todos (bancos, fintech y marketplaces) es centralizar todos los servicios para posicionar su «súper app» como la estándar del mercado.

La expansión de RappiBank es un desafío. Como todo banco, debe cumplir con las regulaciones de cada país. Por eso, se trabaron acuerdos con entidades autorizadas: en México, con Banorte; en Colombia, con Davivienda; en Perú, con Interbank y en Brasil, a través de Rappi Capital, su propio fondo de inversión. El presidente de RappiBank Brasil, João Paulo Félix, explicó que «la empresa ya está en proceso de solicitar autorización al Banco Central para actuar como institución de pago y como SCD (Sociedade de Crédito Direto)», dijo, aludiendo a una regulación creada en 2018 y que permite a las fintechs prestar su propio dinero.

Rappi es colombiana y compite contra la uruguaya Pedidos Ya, perteneciente al grupo alemán Delivery Hero. En setiembre, el gigante europeo anunció la compra de la catalana Glovo en la región y hoy está en pleno proceso de fusionarlas bajo una sola bandera.

En paralelo, se desarrolla la carrera por disputar en los negocios financieros, una amenaza latente contra bancos, fintechs y sobre todo Mercado Pago. «En 2021 esperamos que principalmente el banco, el eCommerce y Rappi Travel ganen aún mayor velocidad, creciendo cada uno en su segmento de manera estructurada y competitiva”, adelantó Saraiva.

El objetivo de Rappi es expandir estos servicios en toda la región: ya están disponibles en Colombia, México y Perú y acaban de lanzarse en Brasil. No hay fecha prevista para el lanzamiento en Argentina.

La pelea por diversificar la oferta de servicios es común a todas las compañías. Porque la competencia por instalar súper aplicaciones viene creciendo fuerte en la banca tradicional (que suman productos no financieros a sus plataformas), lo mismo que Mercado Pago.

Desde PedidosYa señalan que la billetera digital, ya habilitada en la Argentina, es el primer paso hacia el armado de su propio ecosistema financiero. Sin dar fechas, dejaron trascender que irán sumando nuevos servicios en los próximos meses.