«Crónicas Marcianas» en Los Colorados, provincia de La Rioja, Argentina

La Rioja avanza con un proyecto de domos geodésicos, hábitats como los que se instalarían en Marte en un futuro no tan lejano, laboratorios e hidrocultivos inteligentes, en la reserva provincial de Los Colorados. Es el 7° emprendimiento de este tipo en el mundo.

Entre 1962 y 1974, en el departamento de Chamical, en La Rioja, en el centro de lanzamientos suborbitales de la Comisión Nacional de Investigaciones Espaciales (CNIE) -la antecesora de la CONAE- se efectuaron experiencias con cohetes Canopus, Orión, Castor, Rigel y Nike-Apache… Otra época de la Argentina. Pero algo de ese empuje permanece.

El gobernador riojano Ricardo Quintela encabezó la semana pasada la presentación del Proyecto de Innovación Tecnológica para la Industria de Exploración Espacial Argentino, orientado a la creación de un conjunto de domos geodésicos, simulando las condiciones de vida y los cultivos que serían utilizados en futuras exploraciones humanas de Marte. El proyecto cuenta con el aval del Ministerio de Ciencia y Tecnología, y de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales, entre otros organismos y ministerios nacionales.

Se eligió como locación la Reserva Provincial de Los Colorados porque, junto al Parque Nacional de Talampaya, también en La Rioja, son dos de los sitios, por su aridez y extremos de temperatura, más parecidos en nuestro planeta a las condiciones en Marte.

El gobernador Quintela remarcó: «Es una cuestión innovadora y novedosa para la provincia y para todo el Norte Argentino. Agradezco profundamente la oportunidad que La Rioja sea protagonista de este emprendimiento de un Parque Tecnológico Espacial».

En los próximos días el gobierno provincial hará una convocatoria abierta para los organismos y empresas interesados en participar, y se estima que entre 60 y 90 días estarán definidos los lineamientos definitivos del proyecto.

Participaron en la videoconferencia el ministro de Trabajo, Empleo e Industria, Federico Bazán; y el titular de la Secretaría de Ciencia y Tecnología, Javier Tineo, entre otras autoridades locales.

Por la Nación acompañaron Diego Hurtado, secretario de Planeamiento y Tecnología; Guido Giorgi, jefe de gabinete de la Agencia I+D+i; María Apólito, subsecretaria de Economía del Conocimiento; Martín Navarro, director de PYMEs y Economía del Desarrollo; y Daniela Castro, secretaria de Investigación, Políticas Industrial y Producción para la Defensa.

También participaron Miguel Sedoff, ministro de Educación, Ciencia y Tecnología de Misiones; Marcos Actis, de la Universidad de La Plata y miembro de la CONAE; Armengol Torres, especialista en temas espaciales; Eileen Ebene cofundadora de SmartCultiva, Gabriel Caballero, presidente de The Mars Society Argentina; Constanza Castillo, líder de operaciones de FanIOT); Estaban Ulderico, especialista en temas espaciales y Maria Eugenia Farias Investigadora principal del CONICET.

Los detalles

Martín Bueno, cofundador de Solar54, y miembro del directorio de la empresa Pública/Privada FanIOT, de Misiones, estuvo presente en la conferencia, informando sobre el proyecto y sus próximos pasos. También lo hizo en las redes sociales Martín Sedoff, ministro de Educación, Ciencia y Tecnología de la provincia de Misiones.

Aclararon que se trata de un proyecto federal, productivo para la provincia y de innovación para el país. Argentina es el séptimo país del mundo en desarrollar este tipo de emprendimientos, relacionados con la exploración espacial, la ciencia y tecnología. Reúne características únicas para el desarrollo de tecnología espacial y sistemas de hábitat controlados en la región.

En la Reserva de Los Colorados, en el Departamento de Independencia, se dispuso de un predio seleccionado de 5 hectáreas para comenzar la Primera Fase del proyecto,. En Octubre 2020, se firmó una Carta de intención para lanzar Solar54 y llamar a la convocatoria nacional para el proyecto de integración.

Este emprendimiento se enmarca dentro de los modelos público-privados, basados en innovación abierta. La provincia de La Rioja será el accionista mayoritario, y se integraran las empresas Smartcultiva y FanIOT, de la provincia de Misiones.

El plan cuenta con un sistema modular para una rápida expansión y construcción amigable con el ambiente: el sistema contempla una estructura modular replicable, para su fácil transporte, ensamblado e instalación. Se utilizará solamente energía renovable, y el gobierno riojano puso énfasis en la integración de la comunidad local al proyecto.

Contará con laboratorios integrados para el desarrollo y exploración de tecnología espacial, un laboratorio, geodésico, para el estudio de los sistemas de hábitat y sustentabilidad en Marte.

También se prevén laboratorios de telemetría satelital y desarrollo de nanosatélites y vectores de propulsion sólida para alcanzar la orbita LEO: la posible puesta en órbita para el 2022, de un satélite IOT en órbita baja.

Además permitirá cultivos de alta tecnología con base hidropónica para la innovación alimentaria: un sistema geodésico de cerramientos para el control y producción de verduras hidropónica en sistemas controlados, con tecnología IOT, provistos por  SmartCultiva como integrante del proyecto.

La historia

Según nos dicen en La Rioja, todo comenzó con el entusiasmo de Martín Bueno, un argentino que fundó SmartCultiva y proveyó de sensores de cultivo hidropónico a la NASA para su proyecto marciano. También se vinculó con el gobierno misionero en la empresa público-privada FanIOT. Pero las zonas desérticas en el NOA argentino eran el escenario para el proyecto que quería llevar adelante.

También fueron decisivos en las conversaciones iniciales Martín Navarro, y Marcos Actis, vicepresidente de la UNLP y al frente de su carrera de Ingeniería Aeroespacial. Dada la conocida limitación de recursos, la intención fue avanzar con un proyecto modular, con la conducción irrenunciable que se integrara con el ambiente y con la comunidad local. Y con el objetivo trascendente de inspirar a jóvenes argentinos a emprender carreras en ciencia y tecnología.